Gente

El enfrentamiento más duro entre Ana María Aldón y Gloria Camila que termina con Ortega Cano separándolas

El torero tuvo que intervenir entre ellas dos y acabó consolando a su hija de los ataques de su mujer

Ana María Aldón, Gloria Camila Ortega y José Ortega Cano.
Ana María Aldón, Gloria Camila Ortega y José Ortega Cano. FOTO: Gtres

Poco a poco salen a la luz nuevos detalles de la mala relación de Ana María Aldón y Gloria Camila. La buena sintonía entre ellas es ya inexistente y es sabido por todos que ya no tienen solución. La diseñadora ha llegado al límite con esta situación familiar y ha expresado en varias ocasiones que el torero no le ha dado el lugar que merecía, haciéndole sentir cada vez más incómoda en su hogar.

Ahora, se ha desvelado uno de los enfrentamientos más duros entre Ana María Aldón y Gloria Camila en la que el diestro tuvo que intervenir para separarlas. Todo sucedió el 24 de julio en el domicilio familiar. Suso Álvarez fue el encargado de revelar esta información y Kiko Matamoros, en ‘Sálvame’, fue el encargado de arrojar luz al brutal suceso.

José Ortega Cano, Ana Maria Aldón y Gloria Camila en una imagen de archivo
José Ortega Cano, Ana Maria Aldón y Gloria Camila en una imagen de archivo FOTO: UAT GTRES

Ortega estaba en su habitación en la cama porque había tenido un golpe de calor en las fiestas de San Sebastián de los Reyes, donde estaba invitado para lanzar el cohete. Había hecho mucho calor y no se encontraba bien. Se fue a casa, se puso un paño de agua fría en la frente y se tumbó en la cama. Estaba recuperándose”, relata el colaborador del programa de Telecinco. Ana María Aldón, entonces, llegó a su casa y se encontró a Gloria Camila con una amiga en su domicilio, algo que no le sentó muy bien. “En ese momento entra Ana María Aldón, que iba en el coche acompañada por Suso, y se puso a dar gritos diciendo que era una trampa y que estaba todo preparado para que ella se encontrara con Gloria”, desvela Matamoros sobre lo sucedido. En ese momento, Ortega Cano salió de su habitación para tranquilizar a su hija y le dijo que la acompañaría afuera de la casa.

Ortega Cano, que estaba convaleciente, tuvo que intervenir entre ellas dos. Según Kiko Matamoros, el diestro “fue a consolar a su hija, lógicamente, poque estaba...”. También ha relatado que la actitud del torero no fue nada paciguadora ya que el marido de Ana María Aldón sintió que estaba “agrediendo” a su hija. “Cuando una persona ha perdido los nervios, tiene una especie de paranoia y piensa que le han tendido una trampa y que es toda una provocación en la que están todos en convivencia, lo lógico es decir ‘vamos a quitarnos de en medio y vamos a dejar que se amansen las aguas’, que es lo que hizo él”, lo lógico es decir ‘vamos a quitarnos de en medio y vamos a dejar que se amansen las aguas’, que es lo que hizo él”, terminó relatando el suceso el colaborador de ‘Sálvame’.