Gente

La desconocida tragedia que golpeó a la familia de Ortega Cano

La historia del clan está llena de momentos tristes y complicados

Ortega Cano en una imagen reciente
Ortega Cano en una imagen reciente FOTO: G3 GTRES

El clan de Ortega Cano es uno de los más conocidos en el panorama nacional, y son pocos los secretos que han conseguido mantener a buen recaudo. Como si de la trama de una telenovela se tratase, su historia familiar está repleta de desencuentros y tragedias que la ciudadanía conoce, como la dolorosa muerte de Rocío Jurado, el accidente de tráfico que sufrió el diestro y que costó la vida de una persona o el ingreso en un centro psiquiátrico de José Fernando. Sin embargo, en su memoria albergan otro doloroso momento que no había visto la luz hasta ahora.

Fue la comentada visita de Jorge Javier Vázquez a casa de Conchi, la hermana de Ortega Cano, lo que destapó esta tragedia familiar que muy pocos conocían. El presentador observaba con curiosidad las fotografías que se distribuían por el salón de la vivienda, preguntando quiénes eran las personas que posaban. Una de las respuestas heló la sangre del catalán y del resto de los espectadores. “Ese es mi hijo, que murió”, lamentó la cuñada de Ana María Aldón, visiblemente afectada.

Jorge Javier en casa de Conchi, hermana de Ortega Cano
Jorge Javier en casa de Conchi, hermana de Ortega Cano FOTO: La Razón Mediaset

Conchi relató en ese momento que su hijo había seguido los pasos de su tío Ortega Cano y que también era torero, aunque, a diferencia de otros grandes que perdieron la vida en el ruedo, él falleció víctima de un accidente de tráfico. “Iba por la M30 y...”, recordaba la hermana del diestro, sin poder terminar la triste historia.

Sin duda, se trató de una dolorosa tragedia que golpeó de lleno a toda la familia. No solo Conchi perdió a un hijo. Ortega Cano perdió a un sobrino, y sus hijos, Gloria Camila y José Fernando, a un primo.

Se descubre así un nuevo episodio en la larga y desafortunada historia que arrastra el clan, y teniendo en cuenta los últimos acontecimientos, no falta mucho para que otros tantos también terminen viendo la luz...