Gente

Exclusiva: Íñigo Onieva ya negocia una entrevista en televisión

El empresario está dispuesto a narrar su versión de los hechos para intentar limpiar su nombre de cara a la opinión pública

Íñigo Onieva
Íñigo Onieva FOTO: Sergio R. Moreno GTRES

En cuanto se dio a conocer su infidelidad a Tamara Falcó, se convirtió en el villano del momento. Buena parte de la opinión pública se echó encima de Íñigo Onieva y había que buscar debajo de las piedras para encontrar algún testimonio a su favor.

Desde entonces, el empresario se ha mantenido alejado de la opinión pública, escondido en un lugar desconocido y alejado de las miradas indiscretas, siendo testigo de cómo su familia cargaba con la presión mediática mientras a él se le cuestionaba, incluso, su carrera profesional. Ante esta situación, por fin se ha decidido a dar un paso al frente y romper su silencio.

Las informaciones que llegan a LA RAZÓN aseguran que Íñigo Onieva está negociando una entrevista en televisión, en la que narraría su versión de la historia para intentar limpiar su imagen. Unicorn Content, la productora de Ana Rosa Quintana, está detrás de la que sería la primera aparición del empresario en la pequeña pantalla, aunque se desconoce en cuál de sus formatos tendrá lugar la intervención: “El programa de Ana Rosa”, “Fiesta”, “Cuatro al día” o “Ya es mediodía”.

Tamara Falcó e Íñigo Onieva en una de sus últimas imágenes juntos
Tamara Falcó e Íñigo Onieva en una de sus últimas imágenes juntos FOTO: GAA GTRES

Del mismo modo, se conoce que Íñigo Onieva ya se está asesorando legalmente para emprender acciones contra quienes considere que han atentado contra su honor, imagen o intimidad. Cuenta con el apoyo de su padre, que ya habría contactado con los mejores abogados en esta materia para defender a su hijo ante la Justicia.

Aunque hace unos días se publicaba que Íñigo Onieva albergaba la esperanza de reconciliarse con Tamara Falcó, los últimos acontecimientos le han dado de bruces con la realidad. Las declaraciones de una serena marquesa de Griñón negando toda posibilidad de perdón han abierto los ojos del empresario, que ya ha recogido sus cosas de la casa que compartían en Madrid. Una empresa de mudanzas fue la encargada de trasladar los enseres, mientras él se mantiene refugiado en algún punto de la capital.