Gente

Kiko Rivera, ingresado por un grave problema de salud: “Las próximas horas son decisivas”

Acudió de urgencia al hospital en la madrugada del viernes 21 de octubre

Mal momento para la familia Pantoja. Kiko Rivera ha sido ingresado en el Hospital Virgen del Rocío de Sevilla en la madrugada del viernes 21 de octubre a consecuencia de un “grave problema de salud”, según ha publicado el programa “Fiesta” a través de sus redes sociales. Desde “Lecturas” se apunta a que el DJ habría sufrido un ictus.

De momento, se desconocen más detalles sobre el estado de salud del hijo de Isabel Pantoja, pero desde el mismo medio apuntan a que “las próximas 24 horas son decisivas”.

Horas antes de terminar en el hospital, era el propio Kiko Rivera quien confirmaba que no se encontraba del todo bien, aunque no parecía nada grave. El DJ lanzaba ese nuevo día su nuevo tema, “Vudú”, pero lo que parecía ser un constipado le impedía celebrarlo como le hubiera gustado. “Ya estoy despierto aunque jodido de la garganta, gran putada”, lamentaba en sus redes sociales.

Kiko Rivera en una imagen reciente
Kiko Rivera en una imagen reciente FOTO: Gtres

Ahora, las incógnitas no solo se centran en cómo se encuentra Kiko Rivera, sino en cómo reaccionará su familia ante este bache inesperado. En este sentido, se debe recordar que el sevillano mantiene crudos enfrentamientos con casi todo su clan, empezando por su hermana pequeña, Isa Pantoja. De hecho, hace solo unos días, la colaboradora de “El programa de Ana Rosa” cargaba públicamente contra él y le exigía que le devolviera un dinero que supuestamente le debe.

Por otra parte, se conoce que la relación con su madre, Isabel Pantoja, no es nada buena desde que Kiko Rivera decidió atacar a la cantante mediante sus intervenciones en “Cantora, la herencia envenenada”, donde, entre otras muchas polémicas revelaciones, acusó a la tonadillera de robar parte de la herencia de Paquirri a sus hijos Fran y Cayetano Rivera.

Quien sí estará a su lado en este delicado momento es su esposa, Irene Rosales, que no se ha separado de él desde que las polémicas empezaron a lloverle.