Gente

Enlace

Tamara Falcó confía en su íntimo amigo para su vestido de novia en la boda con Íñigo Onieva

Juan Avellaneda será el encargado de confeccionar su traje

Tamara Falcó e Íñigo Onieva
Tamara Falcó e Íñigo OnievaTamara FalcóRedes sociales

Aunque fue una de las rupturas más sonadas y prometió ante la opinión pública cerrar las puertas de su corazón a Íñigo Onieva, Tamara Falcó decidió dar una segunda oportunidad al empresario tras su infidelidad y continuar con sus planes de boda. Las nupcias tendrán lugar el próximo 17 de junio y se celebrarán en el Palacio del Rincón, la propiedad que la marquesa de Griñón heredó tras la muerte de su padre, Carlos Falcó.

Durante su visita a “El Hormiguero”, el programa de Antena 3 donde colabora de forma habitual, Tamara Falcó ha revelado algunos detalles sobre la futura boda. La aristócrata ha explicado que, aunque mantienen la fecha incial, Íñigo Onieva le volvió a pedir matrimonio tras su reconciliación, durante un romántico viaje a Finlandia. “Estoy muy contenta. Me caso con el hombre al que quiero. Estábamos en el Polo Norte y de repente me sorprendió. Todo ha ido bastante rápido. Pero aquí estamos, muy contentos los dos”, señaló ante Pablo Motos.

También han querido aprovechar el anillo de compromiso de la primera petición, aunque, en esta ocasión, Onieva ha mandando a mejorar la sortija. Se trata de una joya con piezas de mayor categoría, de la firma Reposs, confeccionada en oro blanco con tres diamantes engarzados en forma de lágrima.

Tamara Falcó y Juan Avellaneda
Tamara Falcó y Juan AvellanedaDaniel GonzalezGTRES

Pese a lo ilusionada que se muestra, Tamara Falcó aún no ha lucido su anillo de compromiso, y ella misma explicó el motivo en “El Hormiguero”: “Había cambiado las piedras y pesaba más el anillo y había que ajustarlo un poco, pero en un par de semanas está. Iñigo me ha dicho que es una versión mejorada, como él. El anillo era buenísimo, pero ahora es mejor”.

Una de las cuestiones que más interés ha generado ha sido la del diseñador de su vestido de novia. Aunque al principio se especuló con diferentes firmas de lujo, Tamara Falcó ha preferido confiar en uno de sus más íntimos amigos para ese día tan especia: Juan Avellaneda. “No soy de esas niñas que tienen su traje de novia desde los 13 años. No tengo que correr. Son cinco meses para hacerme un vestido... Juan lo tiene mucho más pensado que yo”, reveló la marquesa.