Comunicado

Joaquín Torres zanja la polémica con su exmujer una semana antes de su boda con Raúl Prieto

El arquitecto ha lanzado un mensaje defendiendo a Mercedes Rodríguez, madre de sus dos hijos

Raúl Prieto y Joaquín Torres
Raúl Prieto y Joaquín TorresGtres

A menos de una semana de su boda con Raúl Prieto, el arquitecto Joaquín Torres se ha visto obligado a pedir respeto por su exmujer en sus redes sociales. Parece ser que algunas publicaciones están empañando su inminente enlace con el periodista, que tendrá lugar el próximo viernes en la Casa Pilatos de Sevilla. Por ello, hoy el catalán ha querido enviar un mensaje aclarando qué piensa la madre de sus dos hijos de su próximo matrimonio y ha aprovechado para aclarar la polémica sobre si ella fue o no su “gran error”.

Así, Torres comenzaba explicando cómo había surgido todo el tema: “Estos últimos días se está hablando de nuestra próxima boda y han aparecido algunas publicaciones declarando que ‘mi gran error ha sido Mercedes’. Quiero poner de manifiesto que estas son declaraciones de hace más de 10 años y me gustaría pedir encarecidamente respeto por Mercedes Rodríguez”. Y lo hacía por dos motivos.

“Primero, porque ella jamás ha entrado en ningún conflicto y jamás ha hecho ninguna declaración; y segundo, y ante todo, porque es la madre de mis hijos, y como tal, yo nunca diría nada que la pudiera perjudicar. Os confieso que ella fue de las primeras personas en felicitarme desde la más sincera emoción”, confesaba el novio de Raúl Prieto.

Raúl Prieto y Joaquín Torres
Raúl Prieto y Joaquín TorresGtresfreemarker.core.DefaultToExpression$EmptyStringAndSequenceAndHash@310c279e

Así mismo, Torres seguía explicando cómo se sentía tanto Mercedes como sus hijos ante su próxima boda: “Ella sabe perfectamente lo que supone este enlace para mí y sabe lo feliz que me siento, y también sabe queal sentirme así mis hijos son muy felices y por lo tanto ella lo es. Como madre y gran ser humano, Mercedes solo se congratula de nuestra felicidad y entre Mercedes y yo no hay ningún cisma, ningún reproche, ninguna cuenta pendiente”.

Por este motivo, el arquitecto volvía a hacer patente su petición de respeto hacia su exmujer “porque ella más que nadie lo merece”, y terminaba agradeciendo las muestras de cariño que, asegura, recibe “siempre”.