La nueva vida de Lourdes Montes

La flamante esposa de Fran Rivera planea abrir una tienda de novias en el centro de Sevilla junto a su hermana Sibi

Con sólo 17 años, una joven Lourdes soñaba con el día de su boda. Pensaba en cómo sería la finca, qué iglesia escogería, de qué platos consistiría el menú y a quién invitaría.

Con sólo 17 años, una joven Lourdes soñaba con el día de su boda. Pensaba en cómo sería la finca, qué iglesia escogería, de qué platos consistiría el menú y a quién invitaría. Pero, sobre todo, aquella niña que ya pensaba en la abogacía como profesión diseñó el vestido de sus sueños. Un vestido que lució el sábado en su boda con el torero Francisco Rivera Ordóñez y que todos hemos podido ver antes de tiempo gracias a la filtración de fotografías desde dentro de la ceremonia. El diseño no era nada del otro mundo: manga larga, escote en pico y alguna especie de brocado o encaje en el pecho –habrá que esperar a la exclusiva en su revista de cabecera para ver las fotos en alta calidad–, además de una cola con mucha caída y un tocado en el pelo. Fue Pronovias la que finalmente estampó su firma sobre la tela (previo pago a la joven), si bien Lourdes había pensado en Roberto Diz, el modista de la alta sociedad andaluza, para plasmar su sueño en patrones. Y es que Diz, un «macarra sofisticado» según reza su biografía de Twitter, fue el gran presente en la ceremonia: vistió a Cayetana, la madrina –con un vaporoso vestido en tono aguamarina que también fue filtrado por las redes sociales–, a la madre y a la hermana de la novia y a más de veinte invitadas al enlace. «Cayetana será el triunfo de la boda. El vestir a una adolescente de 14 años, que ni es una mujer ni una niña, resulta bastante complicado. La gente se va a sorprender porque será un triunfo», adelantaba hace un mes el diseñador. Sin embargo, un jugoso contrato con la firma catalana hizo que Lourdes fuera la única Montes que no llevaba la etiqueta de Roberto Diz.

Cuestión de hermanas

Ahora, todo eso es lo de menos, porque la hija de Lourdes Parejo estaba radiante de felicidad. Y es que tanto le ha gustado la experiencia de poder lucir un diseño de su propia mano que, según ha podido saber en exclusiva LA RAZÓN, planea abrir una tienda de novias en el centro de Sevilla. Para ello contará con la inestimable ayuda de su hermana modelo, Isabel Montes, con la que Lourdes mantiene una estrecha relación. Ambas están ansiosas y muy ilusionadas con este nuevo proyecto, si bien aún no saben en qué lugar emplazarán su pequeña boutique: podría ser en la sevillana plaza de El Salvador, cercana a las históricas calles de Sagasta y Sierpes, o en la de El Duque, donde abundan los comercios y las tiendas de ropa. La madre de ambas, Lourdes Parejo, les ha mostrado su apoyo incondicional en esta nueva aventura, y no descarta echar una mano en la tienda una vez esté puesta en marcha.

A pesar de tener este nuevo proyecto ya en marcha, Sibi no tiene pensado dejar su relanzada carrera como modelo, ni Lourdes el bufete de abogados donde trabaja. Así, la recién casada deberá conciliar su nueva vida matrimonial junto al mayor de los Rivera con el diseño y venta de vestidos y complementos de novia en Sevilla –lo que da una idea de dónde instalará la feliz pareja su residencia fija – y su trabajo en el despacho de abogados, ya que según ella misma confesó a LA RAZÓN, no le gusta acudir a los juzgados, sino hacer trabajo de oficina.

Aunque Eva González dijo a este diario que ni siquiera se ha planteado pasar por el altar con Cayetano Rivera, el hermano pequeño de Fran, es muy posible que cuando tome la decisión se ponga en manos de su cuñada –con quien se lleva «fenomenal»– para estar tan radiante como ella en el día más especial de su vida.