El país de las «maravillas»

Ésta es una crónica de altos vuelos, ya que la escribo desde el avión que me lleva a Vigo para presentar mi libro «El glamour inteligente» y ver el desfile de mis amigos Alalá en la semana de la moda de Pontevedra. Volver a Galicia siempre es muy agradable, sentir su lluvia fina y deleitarme con sus mariscos y paisajes me relaja. Ésta ha sido una semana en la que he ido de sobresalto en sobresalto cuando corrió por los mentideros que el Rey abdicaba. En España los reyes se mueren en su cama o los echa la república, y en este momento una abdicación me produce pesadillas. Imaginarme a Letizia ejerciendo de reina en plan sindicalista, reivindicando horarios, dejando plantados a los invitados en una cena de Estado porque se le cruzaron los cables y prefería irse a un concierto de rock con su «pandi» o veraneando en Italia en lugar de en Mallorca como hizo este verano, altera los nervios. Ella se encuentra en las antípodas de lo que nos han contado que debía de ser una reina de España. No tenía que tener pasado y Letizia era republicana, divorciada y agnóstica. Teníamos la esperanza de que se reconvirtiese en una Máxima adorable, pero creo que cada vez es más «mínima».

Siguiendo mi transversalidad, cambio de tercio. Cumpleaños por todo lo alto de Emiliano Suárez para inagurar su restaurante Punch Bach. La noche no pudo ser más divertida: allí estaban mis queridos Alaska y Mario, Bibiana Fernández, David Delfín, Marina Castaño y su recién estrenado marido. En los postres, el súper DJ Jaimote nos sorprendió con la canción «Como una ola», de la Jurado, y todos nos levantamos como impulsados por un resorte a cantarla... ¡Qué voz tan impresionante la de Rocío! Pero lo más divertido de la semana fue mi participación en el programa de Juan y Medio «Menuda noche», en Canal Sur, donde unos niños listos y adorables me hicieron una entrevista, cantamos, contamos cuentos y fui tan feliz que debería haber pagado por estar ahí. Ayer, congreso de blogueros en Barcelona organizado por «Woguers» de la mano de María José Flores, en donde se dieron cita muchas y muchos de los mejores de España. Los blogs cada día son más importantes y el criterio de sus autores marca tendencia. Disfruté mucho dando una ponencia seguida de un coloquio que se animó tanto que tuvieron que obligar a que concluyésemos.

Mi último sobresalto de la semana fue escuchar a nuestro presidente Rajoy en Estados Unidos encantado de haberse conocido, diciendo que en España ya estaba todo solucionado, la crisis superada, etcétera, etcétera. Rajoy, este país es inviable con esta estructura de la administración: 17 autonomías, ayuntamientos, diputaciones y un Senado que es un cementerio de elefantes. Todo esto mientras la clase media es asfixiada a impuestos y ni una sola medida se desarrolla para crear riqueza, señor presidente.