Las confesiones de Marichalar sobre sus hijos: "el 99% de lo que se publica es mentira"

  • Las confesiones de Marichalar sobre sus hijos: "el 99% de lo que se publica es mentira"

Tiempo de lectura 4 min.

16 de marzo de 2019. 03:47h

Comentada
Carmen Duerto.  16/3/2019

ETIQUETAS

Pablo Echenique de Podemos escribió un tuit en el que afirmaba que la hija de la infanta Elena estaba entre los «jóvenes fans» de Santiago Abascal, líder de VOX, que acudieron «a las cañas en el Teatro Barceló». Siguiendo la consigna morada de propagar bulos que algo queda, Echenique le añadió su manida y burda literatura para machacar indignamente a la monarquía por su flanco más débil: el de meterse con los críos y por algo que no es cierto. Echenique escribía; «Victoria Federica fan del de la pistola, Froilán con su “pandilla patriótica” en Colón y Leonor no se va a quitar lazos amarillos con los encapuchados como Rivera porque aún les queda algún asesor de comunicación en Zarzuela. La monarquía tiene clarísimo su voto este 28 de abril». Ante este dislate, el padre de Victoria Federica y de Froilán, Jaime de Marichalar, aclara a LA RAZÓN y quiere puntualizar: «Lo que digan de mí ya no me importa absolutamente nada porque se ha dicho de todo y me da igual, pero con mis hijos sí, eso ya sí que me duele y además porque el 99 por ciento son mentiras. Mis hijos no están afiliados a ningún partido político y si Victoria hubiera ido al acto de Vox habría habido fotos y éstas se habrían publicado, y no hubo ni una sola foto porque mi hija no fue a ningún mitin. Coincidió que ella estaba en otra parte del teatro Barceló en la puesta de largo de una amiga, pero ni bajó al mitin, ni estuvo en él. De mis hijos se inventa casi todo». De ahí que sea incierto que la Casa Real les haya dado ningún toque de atención sobre sus inclinaciones políticas. Recordar que los hijos de la infanta Elena son familia del Rey pero no familia real. Igual que, en el lado contrario se situarían los dos familiares de la reina Letizia con más movimiento mediático, su sobrina Carla y su tía Henar. Carla Vigo Ortíz,18 años, es hija de su hermana pequeña, Erika. La joven no duda en acudir a la manifestación feminista del 8M: «Mi abuela luchó, mi madre luchó y aquí estoy ahora yo», escribe en sus redes sociales. La única hija que tuvo Erika está terminando bachillerato en el instituto Isabel la Católica de Madrid y quiere ser actriz y bailarina. La joven muestra simpatía e incluso apoya el colectivo LGTBI, la igualdad de la mujer y no parece tener inclinaciones por Vox, igual que su tía Henar, que no duda en hacer campaña públicamente por Podemos. Tanto Henar como Carla son familia del Rey y tampoco les han dicho que no opinen o se manifiesten, simplemente que apliquen el sentido común.

Nada con Gonzalo Caballero

Siguiendo con la cadena de desmentidos, Jaime de Marichalar también aprovecha para desmentir que su hija tenga novio: «Me dice que no tiene, que no está saliendo con el torero y yo la creo». Es cierto que Victoria Federica y el torero Gonzalo Caballero, íntimo de su hermano Felipe Froilán y diez años mayor que ella, son amigos, han toreado juntos en algún tentadero con vaquillas y ella acude a las plazas de toros para verle cuajar faenas, pero no son novios, ni tampoco el peruano Andrés Roca Rey. «Mi hija también sale y se divierte, pero ella es más lista, es mujer y es más lista, y no se la ve tanto como a su hermano», de ahí que su hermano sobresalga y que ella parezca una «mosquita muerta», pero nada más lejos de la realidad, incluso se fuma sus cigarritos, algo que el padre no le puede prohibir porque él también se los fuma. En esta cadena de desmentidos Jaime de Marichalar nos confirma que su hija «jamás ha repetido ningún curso. La Infanta quería que Victoria hubiese seguido un curso más en Inglaterra y que terminase allí, pero fui yo el que se opuso porque con tres años me parecía que ya estaba bien y yo quería estar con mi hija. Cuatro años era excesivo, aunque Victoria se hubiera quedado encantada, le gustaba mucho estudiar allí y le iba muy bien en Inglaterra. Mi hija sigue siendo una buena estudiante, ha ido siempre a curso por año. Jamás ha repetido. Ahora lo dicen, pero es otra mentira. Lo que ocurre es que está haciendo el curso puente porque el sistema inglés es diferente al español y para que le convaliden tiene que hacerlo. El próximo año entrará en la Universidad, en el mismo centro norteamericano donde está su hermano para estudiar ADE, que es la carrera que también cursa Felipe. Por cierto, que mi hijo está sacando su curso, está muy centrado y le va muy bien en su carrera». La diferencia con su hermana Victoria es que Froilán es más movido, más gamberrete «y gracias a Dios que es así, a mi no me hubiese gustado nada que mi hijo fuese el empollón y el típico que siempre levanta la mano porque se lo sabe todo. Yo prefiero que sea así como es, un buen chico, espabilado y que disfruta». De Victoria Federica llama la atención su estilo tan personal: «Mi hija es ideal, además de ser una niña buenísima, tiene mucho estilo, gusto y sabe comprar muy bien. De vez en cuando le regalo algo bueno, como un bolso 2.55 de Chanel que le criticaron mucho. Ese bolso se lo regalé porque era un obsequio que le había hecho yo a mi madre y me pareció bonito que mi hija tuviera el bolso de su abuela. Encontré que era un recuerdo precioso. En cuanto se lo puso empezaron a meterse con ella». Decididamente cada hijo ha salido a una rama familiar: «Mi hijo es igual que la infanta y mi hija ha salido a mi familia, me recuerda mucho a mi madre, que era una mujer muy elegante con mucho estilo, como Victoria».

Últimas noticias