Los tres fracasos sentimentales de Álvarez Cascos

El político y la galerista María Porto ponen fin a trece años de matrimonio

De momento, aunque la pareja ha roto su relación, no se han separado legalmente, según informa la revista “Semana”. Francisco Álvarez Cascos (72) y María Porto (50) habían negado hasta ahora su ruptura, pero ya hablan de ello con naturalidad según su círculo más próximo, confirmando los rumores de los últimos meses. El que fuera vicepresidente del Gobierno y ministro con José María Aznar y la galerista se casaron civilmente en enero de 2006, tras dos años de noviazgo. Ahora, la distancia parece haber sido el detonante del distanciamiento entre ellos ya que Álvarez Cascos vive en Asturias y ella en Madrid, aunque los fines de semana trataban de coincidir.

El comienzo de su relación no estuvo exento de polémica, no solo por la diferencia de edad (22 años) sino también por la ideológica: él, del Partido Popular, y el padre de ella, Juan Antonio Porto, un cineasta de izquierdas. De hecho, María figura en el Registro Civil con el nombre de María de la Hoz, en homenaje al Partido Comunista. Además, no fue fácil tampoco para la galerista ya que tuvo que sufrir la abrupta ruptura de Álvarez Cascos con Gema Ruiz, quien quedó devastada y sumida en una profunda depresión.

Con su primera mujer, Elisa Fernández Escandón, el político tuvo cuatro hijos, dos mujeres y dos varones; y con su segunda esposa, Gema Ruiz, dos niños.

Para la marchante de arte se trata de su segundo divorcio, ya que estuvo casada con Virgilio Cano, ex consejero socialista de la comunidad de Madrid con Joaquín Leguina. Con él tuvo un hijo, Diego, que ya ha cumplido la mayoría de edad.

Si los 22 años que se llevan Cascos y Porto llamó la atención, mayor fue el escándalo cuando el político comenzó a salir con Ruiz. La estudiante de Derecho tenía por entonces 22 años, y él 50. La abogada terminó la carrera casada. Se conocieron en un mítin del PP en Puente Genil en febrero de 1996, cuando ella cursaba cuarto de Derecho en la Universidad de Córdoba y se casaron en octubre de ese mismo año en el Alcázar de los Reyes Cristianos de Córdoba.

Su matrimonio duró siete años, en el transcurso de los cuales nacieron sus dos hijos. Gema quedó completamente destrozada y no dudó en acudir a los platós de televisión a contar su historia. Luego participó en programas como “Mira quién baila” de Televisón Española y llegó incluso a ser comentarista de la prensa del corazón en el programa “La noria”. Actualmente trabaja para la revista “¡Hola!” y está casada desde hace siete años con Juan Díaz, con quien ha tenido otros dos hijos.