Gente

La lucha de los Medinaceli divide Sevilla

Está en juego un gran patrimonio que el duque de Segorbe lo quiere unido

Victoria Hohenlohe y su hermano Alexander
Victoria Hohenlohe y su hermano Alexander FOTO: Ke Imagen

Victoria Hohenlohe-Langenburg, XX duquesa de Medinaceli con tratamiento de su alteza serenísima, nació en Marbella hace 24 años, tiene un hermano menor llamado Alexander (ambos en la imagen) y, aunque ahora vive en Madrid, tras el divorcio de sus padres se mudó a Munich donde se crió. Es hija del fallecido Marco de Hohenlohe-Langenburg, el único hijo de Maxiliano de Hohenlohe-Langenburg y Ana de Medina. Ella es la mujer con más títulos nobiliarios de España, un número que asciende a 43. La duquesa de Medinaceli es de carácter discreto y enemiga de la exposición pública, para verla hay que acudir al paseíllo hacia la iglesia de alguna boda de la aristocracia. Lleva una vida de bajo perfil, tanto en Madrid como en Sevilla. Ahora vuelve a la palestra, muy a su pesar. Ella y otros cuatro primos (Rafael y Luis, hijos de Rafael Medina y Naty Abascal y Victoria y Casilda Medina, hermanas y duquesa de Santiesteban y marquesa de Solera, respectivamente) más su hermano Alexander, duque de Navahermosa, se enfrentan en juicio este lunes a su tío, Ignacio Medina y Fernández de Córdoba, duque de Segorbe. ¿El motivo? La herencia de Victoria Eugenia Fernández de Córdoba, conocida como Mimi de Medinaceli, que vivió en el Palacio de Pilatos hasta su muerte en 2013. Los nietos y bisnietos en lucha son herederos a su vez de cada uno de los tres hijos fallecidos de Mimi. Por su parte, es el duque de Segorbe su único hijo vivo y como tal, clama por sus derechos. Este alega ante sus sobrinos que el patrimonio familiar se gestiona a través de la Fundación. Así dos generaciones de la familia Medinaceli se enfrentan en los juzgados ante la imposibilidad de llegar a un acuerdo.

Victoria de Hohenlohe durante el entierro de Marco de Hohenlohe, Duque de Medinaceli, en Marbella
Victoria de Hohenlohe durante el entierro de Marco de Hohenlohe, Duque de Medinaceli, en Marbella FOTO: KMJ/KMA GTRES

Los nietos reclaman la parte legítima de su herencia que, según mantiene su tío, forma parte de la Fundación, y por este motivo fue creada en 1978 por la madre y abuela respectiva de ambos. Una de las consecuencias del enfrentamiento en la familia Medinaceli ha sido la expulsión de los litigantes de la Fundación, acusados de «deslealtad». ¿Qué está en juego? Aunque la Casa de Pilatos es la propiedad más conocida, también gestionan el Palacio de Oca en Galicia, el Hospital de San Juan Bautista, o la Sacra Capilla del Salvador, entre otros inmuebles hispalenses. El juicio es casi un asunto de Estado en Sevilla, ya que la Casa Medinaceli, junto con la de Alba y Medina Sidonia forman parte de la estructura social de España.