Rosa Clará, homenajeada en Miami

Ana Obregón, Rosa Clará y Carla Goyanes en la inauguración

Se expande la marca España, está vez en Miami. La apertura de la nueva tienda de Rosa Clará en Coral Gables, supuso otro reconocimiento internacional como la que en Qatar inauguraba hace quince días.

Se expande la marca España, está vez en Miami. La apertura de la nueva tienda de Rosa Clará en Coral Gables, supuso otro reconocimiento internacional como la que en Qatar inauguraba hace quince días. El mundo árabe se ha convertido en uno de los principales mercados, la catalana experta en novias se expande «porque en España hay poco futuro, y menos para jóvenes como mi hijo David, de 21, así que hay que espabilarse», comentó dolida ante Ana García Obregón, que anima cada evento al que va, y Carla Goyanes, que no para de ir a los actos sin su marido. Así marca su postura y reafirma su personalidad, aunque provoque especulaciones como las que se tienen en Madrid, donde los medios están muy pendientes de sus idas y venidas. Esta semana volverá a su tierra natal a esperar el nuevo parto de su hermana Caritina, a quien el negocio de catering le funciona fenomenal.

Labor de madre

Carla me dejó claro, vestida de gasa en tonos turquesas, que la Prensa malicia más allá de la realidad, pues, me especificó, «mi marido se ha quedado cuidando a la criatura...». «Y tú, de fiesta», le arremetí. «Yo lo cuido todo el día», se justificó en presencia de la abuela materna de Elena Tablada, que ayer cumplió 84 años que no aparenta. La estética es su distintivo familiar, algo que las unifica desde que el añorado doctor Tablada se anticipó a los liftings y ganó fama y millones reformando caras, gestos y edades en Florida, un mercado que más tarde se extendería a Madrid.

Mientras, Ana Obregón decidió estilizar un poco más su figura con un vestido dorado adornado con pedrería, muy al estilo de Rocío Jurado, y muy típico de la zona, donde ahora Rosa Clará impone el buen gusto de sus trajes de fiesta y de boda. «En tan sólo dos años han dejado de celebrarse en España nada menos que 60.000 casamientos, y eso supone una rebaja muy importante. Pero es que, ¿quién va a casarse con este panorama y esta crisis nacional?», remarcó la diseñadora ante grandes reinonas del culebrón como Diana Quijano, Rosalía Rodríguez o Pamela Silva que, en nuestro país acaparan la programación del canal Nova, al que vivo enganchado en permanente sufrimiento.

Ana minimizó el incidente en el aeropuerto que la llevó a ser detenida ante la sorpresa de su hijo, que estos días disfruta de vacaciones anticipadas en un campamento juvenil. La actriz tuvo que situarse en la cola de emigración obligatoriamente, un mecanismo muy estricto con los recién llegados. Se trata de un trámite que dura horas pero hay que pasarlo y ella siempre la monta. No habla muy bien inglés, aunque es un idioma ya casi innecesario en Miami porque está atestado y transformado, sobre todo en lo mas céntrico, donde se celebraron conciertos que llevaron hasta allí a cientos de DJs mundiales. Igual que el Open de tenis, en el que Alba Carrillo exhibió su caliente relación con Feliciano López, del que no se separa. La modelo encantó con sus buenas maneras, siempre pendiente del tenista, quien fue capaz de dejar malparadas a Alejandra Prat y a María José Suárez. Todas coinciden en que era un «inmaduro», a ver si le va bien en Miami igual que a Rosa Clará en su lujosa tienda montada con capital libanés. Está revestida de mármol y con paredes de cristal negro. Allí sobresalen trajes perfectos y con el brillo exacto y bien distribuido, nada que ver con la aparatosidad de algunos de los trajes que lucieron personalidades que nos rodeaban en la inauguración de la tienda. Rosa cerró el certamen que la premió como «Mejor diseñadora de trajes de novia», en el que se vio una muestra de Ferretti, Bluemarine y Just Cavalli.