Gente

Rocío Flores no quiere saber nada de Marta Riesco

La hija de Antonio David Flores ha eliminado a la reportera de su vida. Ni se hablan ni se saludan

Rocío Flores y Marta Riesco en un montaje
Rocío Flores y Marta Riesco en un montaje FOTO: La Razón Instagram

Ni por activa ni por pasiva. Rocío Flores se niega sistemáticamente a hablar con su padre, Antonio David Flores, sobre Marta Riesco. Es más, por no querer, no quiere ni comentar lo más mínimo sobre su compañera de programa. Silencio absoluto.

Fueron amigas, se llevaban muy bien, pero ahora Rocío ha eliminado a la reportera de su vida. Ni se hablan ni se saludan. La situación entre ellas es tan tensa que es mejor que ni se crucen por los pasillos de Telecinco.

La hija de Antonio asegura que ni tan siquiera sabe si su padre y Marta siguen juntos. Ni quiere saberlo. O eso dice. Lo que sí reconoce es que le ha dicho a su progenitor todo lo que le ha parecido mal de esta historia de amor y desamor, de infidelidades y dramas familiares.

David Flores Carrasco y Olga Moreno en una imagen de archivo
David Flores Carrasco y Olga Moreno en una imagen de archivo FOTO: Gtres

Ella se posiciona claramente al lado de la gran perdedora de esta historia, Olga Moreno, con la que hace causa común para que la familia, de una u otra forma, siga unida. Nadie cree a Olga cuando asegura que se encuentra tranquila y bien. En su última aparición pública, en el desfile de moda de Raquel Bollo, su cara triste demostró su verdadero estado de ánimo.

Rocío deja muy claro que ni se le ocurre pensar que sus dos hermanos, David y Lola, puedan vivir en casas separadas. Están demasiado unidos a Olga, y si Antonio decidiera llevarse a David con él a Madrid, el veinteañero se llevaría el disgusto de su vida, porque considera a Olga una segunda madre, casi una primera.

David es, sin lugar a dudas, una víctima colateral de este culebrón que parece no tener fin. Su trama serviría perfectamente para dar pie a un guión de telenovela.