Especiales

Alberto de Rosa: “La colaboración público-privada ha demostrado eficacia y calidad”

Han detectado 6.125 personas con Covid-19. 2.052 han estado ingresados en sus clínicas. 831 han recibido atención domiciliaria y 39 pacientes continúan en sus hospitales

Alberto de Rosa Torner, consejero Delegado de Ribera Salud
Alberto de Rosa Torner, consejero Delegado de Ribera SaludLa RazónLa Razón

¿Qué balance hacen sobre la epidemia? ¿Cuáles son las lecciones aprendidas? Creo que en la gestión de esta crisis en España se han visto dos debilidades y una fortaleza. Las dos debilidades son la tardanza de las autoridades en la priorización asistencial en las residencias, que no tiene nada que ver con su modelo de gestión, y el altísimo número de profesionales contagiados por la nefasta gestión de compras que provocó la falta de material de protección y que nos ha situado como el peor país del mundo en número de profesionales contagiados. La fortaleza, en cambio, ha sido demostrar una vez más que si tenemos uno de los mejores sistemas sanitarios del mundo, es por el altísimo nivel de vocación y profesionalidad de nuestros sanitarios, la verdadera fortaleza del sistema de salud.

El nivel de contagios sigue siendo preocupante, ¿puede haber un rebrote? Nos enfrentamos a un virus sobre el que cada vez conocemos más pero que aún es un desconocido. Es imprescindible hacer que los hospitales sean espacios seguros para los profesionales y para atender a todos pacientes con garantías. En los hospitales de Ribera Salud hemos apostado por el concepto de seguridad total. Es importante establecer protocolos para la detección rápida del Covid-19. Hace ya varias semanas que hicimos test masivos a todos los profesionales y también al personal de los servicios externalizados y personal esencial de los ayuntamientos de nuestras áreas, con el fin de garantizar la seguridad en la progresiva vuelta. ¿Estaban ustedes preparados para hacer frente a una situación así? Varias semanas antes que el resto, en Ribera Salud tomamos las medidas de prevención, aprovisionamiento y protección para todos los hospitales del grupo, sin tener que depender en ningún momento de las compras públicas. La responsabilidad la asumió nuestra central de compras, B2B Salud, que ha demostrado en estos meses su eficacia, garantía y agilidad. Gracias a ello, nuestros hospitales han contado con menos de un 4% de profesionales contagiados, cuando la media en España supera el 20% de sanitarios contagiados sobre el total de la población (casi 50.000 infectados).

Desde sus hospitales, ¿en qué se mejorar para hacer frente a este tipo de crisis? Una de las lecciones más importantes de esta crisis es que la gestión privada de un servicio público como la Sanidad ha demostrado su eficacia y ha permitido afrontar de un modo rápido las diferentes fases de esta crisis, adaptándonos y tomando decisiones rápidas. En cambio, se ha puesto en evidencia que la rigidez en la contratación pública, por ejemplo en las compras, no funciona, y la prueba son los 50.000 médicos contagiados. Precisamente en el Hospital de Torrejón se encontró el paciente 0. ¿Cómo fueron esas semanas de trabajo allí? La Comunidad de Madrid fue el epicentro de la pandemia y algunos de los primeros casos llegaron al Hospital de Torrejón. Ribera Salud se volcó en este hospital. La experiencia allí nos permitió adaptar el resto de hospitales con más margen, ir por delante y dar una respuesta eficaz en nuestros hospitales.

¿Qué acciones han llevado a cabo para poder humanizar el trato a los pacientes de Covid-19 que se han enfrentado solos en los hospitales a la enfermedad? Uno de los aspectos más trágicos de esta pandemia ha sido la soledad del paciente, por el aislamiento al que obliga el Covid-19. Por ese motivo, adaptamos nuestros planes de humanización a la crisis y pusimos en marcha multitud de iniciativas para mejorar la estancia del paciente, como las vídeollamadas con sus familias y hasta con sus mascotas, conciertos en directo, reparto de pasatiempos, puzzles y lectura de mensajes que llegaban desde el exterior. Entidades, colectivos y empresas se han volcado en este tipo de iniciativas para nuestros pacientes y profesionales. Y fue esa solidaridad, que desbordó cualquier previsión, la que nos hizo poner en marcha la web rsc.riberasalud.com, para agradecer y poner en valor todas estas muestras de apoyo.

En el acuerdo por la reconstrucción al que están llamados a llegar los partidos políticos, ¿en qué debe centrarse para mejorar la Sanidad? Yo centraría ese trabajo de recuperación en tres elementos: aumentar el presupuesto para Sanidad, siempre con transparencia y justifi cando las partidas; introducir reformas en la gestión pública, desde los incentivos para profesionales, a la mejora de la atención primaria, pasando por la necesaria digitalización de procesos y gestiones; y en tercer lugar, contar con todos los recursos del sistema y la colaboración publico privada, porque no solo ha demostrado eficacia sino también una atención con mayor calidad y menor coste, como ya ha apuntado el Síndico de Cuentas de la Comunidad Valenciana.

¿Qué valoración hacen del programa «cuídate en casa»? Nuestros pacientes son siempre el centro de nuestra atención y por eso, inmediatamente surgieron iniciativas de nuestros profesionales pensando en las familias, los niños, los mayores y los pacientes que estaban confinados en sus casas. Era importante insistir en que tenían que seguir cuidándose. Por eso iniciamos a través de la web rsc.riberasalud.com los programas #CuídateEnCasa y #OperaciónColeOnline, con vídeos de nuestros profesionales con consejos sobre alimentación saludable, mindfullness y ejercicio físico, así como otros dedicados al cuidado de pacientes con patologías que requieren ejercicios específi c os de rehabilitación o cuidados.

¿Qué perspectivas de futuro ve para el sector económico y sanitario? ¿Cómo pueden las empresas contribuir a mejorar la situación? Es muy importante aprender para prepararnos para el futuro. Creo que hay que apostar por la digitalización, la investigación y por la creación de un cluster económico sanitario que nos permita tener más autonomía en la producción de material y tecnología asistencial. Y por último es imprescindible afrontar los retos que nos plantean crisis como ésta con una visión holística de los ciudadanos: creo que instituciones y empresas debemos apostar por un modelo socio sanitario integrado. El modelo de las residencias debería replantearse para garantizar que lo social que se dedica a cuidar y lo sanitario que trabaja en curar no se separe nunca más.

Un mensaje positivo para quienes están luchando contra el Covid-19... Tenemos que saber que en estos momentos hay muchas personas trabajando para conseguir una vacuna, y más pronto que tarde superaremos esta crisis. Pero hemos de ser conscientes de que en el futuro habrá más crisis de este tipo, por lo que es importante aprender lecciones.