Guía definitiva del cine español en los Oscars: las 65 nominaciones y los 20 premios

España es el tercer país del mundo con más nominaciones a la mejor película de habla no inglesa

Pedro Almodóvar con el Oscar que recibió en 1999 a la mejor película de habla no inglesa por "Todo sobre mi madre"
Pedro Almodóvar con el Oscar que recibió en 1999 a la mejor película de habla no inglesa por "Todo sobre mi madre"

Suele creerse que la presencia de España en los Oscars ha sido anecdótica más allá de contadas excepciones como José Luís Garci, Fernando Trueba o Pedro Almodóbar. Nada más lejos de la realidad.

Nuestro país, directa o indirectamente, ha tenido una presencia casi ininterrumpida en la alfombra roja desde que Juan Antonio Bardem fuese nominado por “La Venganza” en 1958.

Cierto es que el cine español vivía por aquel entonces a la sobra de gigantes europeos como Italia o Francia, pero el camino de aquellos pioneros, en un país sumido por entonces en una dictadura, fue de vital importancia para el desarrollo del séptimo arte al sur de los Pirineos. De hecho, España es el tercer país del mundo con más nominaciones a la mejor película de habla no inglesa superada, precisamente, por Francia e Italia.

Las cifras del cine español en la gran ceremonia

Si estos premios fuesen una suerte de medallero olímpico, España habría conseguido 20 oros y la nada despreciable cifra de 65 nominaciones, que dan buena cuenta de la evolución del cine español.

Así las cosas, las década de los setenta y de los 2000 fueron las más prolíficas con siete estatuillas cada una. Seguida de los 90, con dos y los 80, con una. España se quedó en blanco tanto en los sesenta como en los 2010. En cuanto a las nominaciones, la estructura es bastante similar con los 2000 a la cabeza (18); seguido de los setenta y los 2010, con trece cada una; los sesenta y los noventa, con cinco; y los cincuenta, con tres.

Los pioneros

José Luis Garci, como decíamos, ha quedado en el imaginario colectivo como el primer español en recibir el galardón, en este caso, por su película “Volver a empezar” de 1983.

Sin embargo, el bueno de Juan de la Cierva y Hoces ya recibió el premio en una categoría tan “sui generis” como la Mejor Contribución Técnica a la Industria Cinematográfica en 1970.

Ese mismo año, el director artístico Gil Parrondo se alzó también con una estatuilla gracias a su participación en “Patton” y, un año más tarde, repitió “Nicolás y Alejandra”.

España estrenaba su primera buena racha cinematográfica. En 1972 el cineasta Luis Buñuel se lleva el Oscar a la Mejor Película de Habla No Inglesa por “El discreto encanto de la burguesía”, de producción francesa, ya que debido a la censura de la dictadura en España, Buñuel no pudo rodarla en su país natal.

Esta década de 1970 se cierra con el Oscar en 1978 recibido por el fotógrafo barcelonés Néstor Almendros, que se hizo con el premio a la Mejor Dirección de Fotografía en la película “Días de cielo”.

Cinco años después, en 1983, esta vez sí, fue el turno de José Luis Garci quien se llevó el premio a la Mejor Película de Habla no Inglesa por “Volver a empezar”.

Diez años tuvieron que pasar hasta que Fernando Trueba fuera premiado en 1993 a la Mejor Película de Habla No Inglesa por “Belle Époque”.

Trueba se llevó a buena parte del elenco a Hollywood como un Jorge Sanz en pleno apogeo y que hace poco grabó su propio declive con “¿Qué fue de Jorge Sanz?”. Mención especial al discurso del propio Trueba, que quiso dar las gracias a Dios, es decir, a Billy Wilder, cuando recogía el Oscar. Al día siguiente, el propio Wilder le telefoneó diciendo “hola, soy Dios”.

La consagración del cine español: Almodóvar y Amenábar

En 1999, Pedro Almodóvar, estrenaba galardón con “Todo sobre mi madre”. El premio fue entregado por una pareja de actores españoles de moda como Antonio Banderas y Penélope Cruz.

Las anécdotas corrieron a cargo de la propia Pe que, saltándose el protocolo, gritó aquello de ¡Pedroooo! Y del propio Almodóvar, al que le quitaron el micro tras la larguísima retahíla de agradecimientos. La película, por cierto, fue rodada en Barcelona como si de un personaje más se tratara.

Y algo tiene de especial la capital catalana con los Oscars, como veremos más adelante. El director manchego se volvía a hacer con la estatuilla en la categoría de Mejor Guion en 2003 gracias a “Hable con ella”.

Poco antes, en el año 2000, un español, Javier Bardem, rompía moldes y era nominado por primera vez a una categoría interpretativa gracias a la película “Antes que Anochezca”, en la que interpretaba a un represaliado cubano. España enlazó entonces la mejor racha de su historia.

Alejandro Amenábar, tras revolucionar el cine de suspense patrio con “Tesis” y “Abre los ojos”, resultó el afortunado ganador en 2004 del Oscar a la Mejor Película de Habla no Inglesa por la controvertida “Mar adentro”.

En 2005 el compositor Alberto Iglesias también abría camino y era nominado al Oscar a la Mejor Música Original por la película anglófona “El jardinero fiel”.

Primeros premios por interpretación: de Bardem a Penélope Cruz

El colofón de la década para España llegó en 2006, ya que consiguieron tres nominaciones: Javier Fesser y Borja Cobeaga en el apartado de mejor cortometraje; y Penélope Cruz, nominada como Mejor Actriz gracias a la película “Volver”; por su parte, “El laberinto del fauno” lograba el Oscar al Mejor Maquillaje (David Martí y Montse Ribé) y a la Mejor Dirección Artística (Eugenio Caballero y Pilar Revuelta).

En 2008 Javier Bardem consiguió la preciada estatuilla al Mejor Actor de Reparto por su papel de asesino en la película anglófona “No es país para viejos”, de los hermanos Coen.

Javier Bardem es, de largo, el actor español más reconocido por Hollywood
Javier Bardem es, de largo, el actor español más reconocido por Hollywood

Al año siguiente (2009), Penélope Cruz resultaba premiada con el Oscar a la Mejor Actriz de Reparto gracias a su papel en la película “Vicky Cristina Barcelona” de Woody Allen. O lo que es lo mismo, la Ciudad Condal volvía a ser sinónimo de premio.

Nominaciones sin estatuilla

En 2010, España cuenta con dos candidaturas directas: Penélope Cruz como Mejor actriz de reparto, por su papel en “Nine” y el cortometraje de animación, “La dama y la muerte” de Javier Recio, producida por la empresa granadina Kandor Moon. No obstante, nadie recogía el testigo de la década prodigiosa del cine español.

El filme “Chico y Rita” de Fernando Trueba y Javier Mariscal es en 2011 la primera película de animación española nominada en su correspondiente categoría.

Javier Mariscal y Fernando Trueba en un acto promocional de su película de animación 'Chico & Rita'
Javier Mariscal y Fernando Trueba en un acto promocional de su película de animación 'Chico & Rita'

En 2013 España cuenta con dos candidaturas. Paco Delgado es nominado a Mejor Vestuario por “Los miserables” y la australiana Naomi Watts es nominada a Mejor Actriz por su interpretación en la película anglófona de integra producción española “Lo Imposible”.

En resumidas cuentas, este particular medallero español tiene a Almodóvar y Almenábar con dos oros a la cabeza. Y, en cuanto a nominaciones, Almodóvar repite con cinco, seguido de Almendros, Buñuel y Garci, con cuatro.