Motor

Todo lo que debes saber para viajar en autocaravana o furgoneta camper este verano

¿Está permitido acampar en cualquier lugar?, ¿es necesario un permiso especial? Conocer el reglamento es fundamental para difrutar del viaje de forma segura

Llevar la casa sobre ruedas es una opción de turismo que no para de ganar adeptos
Llevar la casa sobre ruedas es una opción de turismo que no para de ganar adeptos

Estamos a las puertas de un verano que, como el de 2020, estará marcado por la pandemia. Esta vez, los españoles afrontan un deseado periodo de descanso con la posible eliminación de las mascarillas en los exteriores en el horizonte y atentos a la campaña de vacunación contra el coronavirus por si el pinchazo coincide con las vacaciones. Todo apunta a que el turismo nacional será, una vez más, la opción preferida por los ciudadanos para desconectar de la rutina diaria, pero la forma de conocer nuestro país puede ser muy diferente.

Con el auge de las autocaravanas y las furgonetas camperizadas, cada vez son menos los que reservan habitaciones de hotel, apartamentos turísticos para disfrutar de la costa o alquilan una casa rural para respirar aire puro en el campo. Ahora la moda es llevarse la casa sobre ruedas y realizar rutas para conocer España.

¿Qué debes saber antes de hacer ‘caravaning’?

Viajar en autocaravana no es lo mismo que ir a un hotel con todo incluido. Antes de coger la carretera hay que planificar cada detalle del recorrido, desde decidir la ubicación para pasar la noche hasta encontrar un punto para vaciar y llenar el agua que utilicemos. La Asociación Española de la Industria y Comercio del Caravaning (Aseicar) recoge una serie de consejos para practicar esta manera de viajar de una forma respetuosa. En su ‘Manual del buen uso autocaravanista’, la asociación recomienda respetar la naturaleza, las normas de circulación, impulsar el comercio local, pernoctar en espacios adecuados o evacuar el agua sucia en los lugares indicados, entre otras prácticas.

¿Puedo estacionar en cualquier lugar?

Todos los viajeros que en sus vacaciones apuesten por las autocaravanas o las furgonetas camper deben tener en cuenta que se trata de un vehículo y que existen ciertas limitaciones. Sobre el estacionamiento, lo cierto es que en España no existe una norma específica que lo regule, sino que depende de la comunidad autónoma en la que nos encontremos. Aseicar recuerda que a las autocaravanas deben seguir las mismas normas de estacionamiento que los turismos.

No obstante, hay que prestar atención a las ordenanzas municipales de cada localidad, ya que pueden imponer limitaciones a este tipo de vehículos por diferentes aspectos, como sus dimensones exteriores, según explican desde Legálitas. En cualquier caso, el estacionamiento de las autocaravanas y las furgonetas camper está regulado por el Reglamento General de Circulación que, en su artículo 93.2 explica que las ordenanzas municipales no pueden “oponerse, alterar, desvirtuar o inducir a confusión con los preceptos de este reglamento”. Lo que está prohibido por ley es acampar en la playa, ya sea con autocaravana o sin ella.

Ahora bien, no es lo mismo estacionar que acampar. Las autocaravanas y las campers pueden acampar en los “espacios legales indicados para esta práctica, en la medida que esto sea posible”, explica Aseicar en su manual. La caravana está aparcada cuando:

  1. Contacta con el suelo solo con las ruedas. En algunos casos, como cuando la pendiente es muy pronunciada, es obligatorio que las caravanas lleven calzos. Si su uso está justificado, se considerará que está estacionada.
  2. No ocupa más espacio que el de la autocaravana cerrada, “sin abatir ventanas o invadir el espacio con sillas, mesas, toldos, etc.”.
  3. No se produzca emisión de fluidos al exterior o ruidos molestos.

Normas de circulación

Para conducir una autocaravana no hace falta un permiso especial, salvo si supera los 3.500 kg de M.M.A. Para los vehículos con una masa igual o inferior a esta cifra, la velocidad máxima permitida es de 120 km/h en autopistas y autovías. Las que superen los 3.500 kg solo podrán circular a 90 km/h, como máximo. Además, será necesario disponer de un permiso de la clase C.

En carreteras convencionales, la velocidad máxima que establece el Reglamento General de Circulación es de 90 km/h (80 km/h para las más pesadas y campers tipificados como furgoneta). En vías urbanas se debe respetar el límite genérico.