Motor

¿Recuerdas cómo aparcar perfectamente en línea y en batería?

Muchos conductores se han acostumbrado a “aparcar al toque”. Para evitarlo, traemos una pequeña guía con las maniobras que tenemos que hacer para aparcar el coche a la perfección

Coches usados. GANVAM 23/04/2021
Coches usados. GANVAM 23/04/2021 FOTO: GANVAM GANVAM

Con el tiempo, se nos han ido olvidando algunas de las cosas que nos enseñaron cuando empezábamos a conducir. Y por eso, muchos conductores aparcan hoy peor que cuando salieron de la autoescuela y se han acostumbrado a eso deaparcar al toque”. Por ese motivo, convendría hacer un pequeño repaso de cuáles son las referencias a las que tenemos que prestar atención y cuáles son las maniobras que tenemos que hacer para aparcar el coche a la primera:

Un profesor de autoescuela enseña a conducir a un alumno | Fotografía de archivo
Un profesor de autoescuela enseña a conducir a un alumno | Fotografía de archivo

Antes de comenzar, es importante que recordemos que existen -esencialmente- dos tipos de aparcamiento: el aparcamiento en línea y el aparcamiento en batería. En el aparcamiento en línea, los vehículos se colocan uno delante del otro; con el morro de un coche detrás de la parte trasera de otro. Mientras tanto, en el aparcamiento en batería los vehículos se colocan en paralelo... uno al lado del otro.

Existe una variante ligeramente diferente del aparcamiento en batería, que es el aparcamiento en oblicuo, en el que los coches no están situados perpendicularmente a la acera, sino que están en colocados en diagonal. Pero a la hora de la verdad, para aparcar en oblicuo y para aparcar en batería, el método que debemos seguir es exactamente el mismo.

A continuación, podrás encontrar una pequeña guía de las referencias a las que debes prestar atención en cada uno de estos tipos de aparcamiento, y con las maniobras que debes hacer para evitar un roce o una discusión innecesaria:

¿Cómo aparcar en línea?

El aparcamiento en línea es el más temido por los conductores, sobre todo cuando hay que hacerlo en calles estrechas o cuando hay otros vehículos esperando. Sin embargo, solo se necesitan tres pasos para que el aparcamiento sea sencillo, rápido y perfecto:

El aparcamiento en línea es el más temido por los conductores. Sin embargo, solo se necesitan tres pasos para aparcar a la primera | Fuente: OCU
El aparcamiento en línea es el más temido por los conductores. Sin embargo, solo se necesitan tres pasos para aparcar a la primera | Fuente: OCU FOTO: OCU La Razón

Lo primero que debemos hacer es asegurarnos de que -efectivamente- nuestro vehículo tiene las dimensiones adecuadas para el sitio en el que queremos aparcar. No sería la primera vez que se alguien intenta desafiar las leyes de la física para no perder el “sitio perfecto” y se lleva una decepción.

Lo siguiente que debemos hacer es colocar nuestro coche a metro y medio (aproximadamente) del coche que esté delante del hueco que queremos ocupar, con la rueda trasera de nuestro vehículo a la altura del parachoques del otro coche. También es importante que nos acordemos de señalizar nuestra acción con el intermitente derecho.

Una vez que hayamos hecho esto, giraremos el volante por completo hacia la acera y empezaremos a dar marcha atrás. Detendremos el coche cuando podamos ver el faro derecho del coche de atrás desde el retrovisor del asiento del conductor. En ese momento, giraremos por completo el volante en sentido contrario y seguiremos dando marcha atrás.

Si hemos seguido todos estos pasos correctamente, el coche ya estará perfectamente aparcado. Aunque si todavía tienes dudas y ves que todavía puedes dejar un poco más de espacio al vehículo de atrás, siempre podrás meter primera y adelantar un poco el coche.

¿Cómo aparcar en batería?

Hacer esta maniobra es -si cabe- más sencillo que en el aparcamiento en línea | Fuente: Dreamstime
Hacer esta maniobra es -si cabe- más sencillo que en el aparcamiento en línea | Fuente: Dreamstime FOTO: Dreamstime Dreamstime

Hacer esta maniobra es -si cabe- más sencillo que en el aparcamiento en línea. Solo tendremos indicar nuestra acción con el intermitentes, y colocarnos alineando nuestro parachoques con el lado izquierdo del vehículo que está a la derecha del sitio que queremos ocupar... más o menos a una distancia de metro y medio.

Una vez en esta posición, giraremos el volante completamente hacia el lado en el que queramos estacionar, meteremos la marcha atrás y aceleraremos el coche con cuidado. Cuando veas que tu rueda trasera derecha ha sobrepasado el faro delantero izquierdo del vehículo de la derecha, ya no habrá ningún peligro de rozarnos con él.

Con el que sí que deberíamos tener cuidado en este punto es con el vehículo de la izquierda. Por eso, ahora toda nuestra atención deberá centrarse en el retrovisor del asiento del conductor, donde podremos evaluar hasta qué punto podemos exprimir el espacio que tenemos. Si consideramos que el coche no está perfectamente alineado con los dos vehículos que tenemos a los lados, solamente tendremos que meter primera y colocar el coche de forma que quede perfecto.