MENÚ
lunes 16 septiembre 2019
03:46
Actualizado
Un partido que para el mundo

Hablemos de futuro Powered by Santander

Un partido que para el mundo

  • Un partido que para el mundo

La final de la UEFA Champions League se ha consagrado como el evento futbolístico más importante de este año, generando una audiencia superior a la Super Bowl

Madrid.

Tiempo de lectura 8 min.

27 de mayo de 2019. 12:03h

Madrid. 17/5/2019

No estamos ante un encuentro cualquiera, es la final de la UEFA Champions League. La magnitud de este partido de fútbol la podemos medir en función de la expectación que se genera entorno a él. La edición del año pasado movilizó a casi 400 millones de personas en más de 200 países, quienes no se quisieron perder el encuentro entre el Real Madrid y el Liverpool, una cifra que pone de manifiesto el enorme poder de movilización del fútbol europeo en todo el mundo.

Las previsiones de la UEFA para la presente edición de la final de la UEFA Champions League estiman una audiencia total muy similar, la cual superará los 350 millones de usuarios pegados al televisor. Los países que aportaron mayor número de espectadores en la edición del año anterior son Brasil, Nigeria, Alemania, Italia y España. En el caso de nuestro país, el fin de la hegemonía de los equipos españoles en la final de la máxima competición europea podrá suponer una variación con respecto a años anteriores.

Con respecto a datos de audiencias e ingresos por publicidad, las comparaciones de la final de la UEFA Champions con la Super Bowl americana son inevitables. Ahora bien, ¿cuál es el acontecimiento deportivo más visto de la historia?

Un partido que para el mundo
Fútbol y mucho más

La historia del deporte ha dado para mucho. En las últimas décadas, y gracias a la expansión de la tecnología, el acceso a la televisión ha permitido que las retransmisiones deportivas se hayan vuelto más masivas.

Si echamos la vista atrás y hacemos balance de cuáles han sido los hitos más importantes del deporte en cuanto a audiencias registradas, nos encontramos con cinco acontecimientos que se llevan la palma. La Fórmula 1 es capaz de movilizar a unos 10 millones de espectadores en cada carrera; le sigue la final de la Super Bowl con más de 100 millones de espectadores en todo el globo, la clásica cita del fútbol americano que ha rompe cada año todas las barreras publicitarias, lo que provoca que sea la más codiciada por las marcas y anunciantes.

Justo por encima de esta encontramos la Final de la UEFA Champions League, el tercer evento deportivo más visto de la historia con un alcance aproximado de unos 350 millones de televidentes repartidos en más de 200 países. En segunda posición tenemos la final de la Copa del Mundo de Fútbol de la FIFA, un acontecimiento capaz de reunir a más de 3.000 millones de usuarios frente al televisor.

Pero de todos los que ha habido, el evento deportivo más visto de la historia son los Juegos Olímpicos. Su carácter multidisciplinar, que permite que se den cita 28 deportes, con 41 disciplinas y 306 competiciones diferentes, lo ha convertido en un éxito total, alcanzando cifras de audiencia que rondan los 5.000 millones de personas, una cifra que solo podría ser superada por una nueva edición de los JJOO.

Un partido que para el mundo
A vista de pájaro

Un evento de la magnitud de la Final de la UEFA Champions League requiere de un despliegue técnico sin precedentes, en donde la sincronización de todos los elementos tecnológicos cobra una importancia crucial. Para que nadie se pierda ni el más mínimo detalle del encuentro entre Liverpool y Tottenham el próximo 1 de junio, se movilizarán un total de 42 cámara que mostrarán imágenes a cámara lenta y super lenta, repeticiones en 360º, imágenes desde el interior y los alrededores de las porterías, desde las gradas donde se ubican los aficionados o desde el túnel de vestuarios. De esta forma, la organización se asegura de que no quedará ningún ángulo del estadio sin visibilidad.

La tecnología empleada en el Estadio Metropolitano es de última generación, pudiendo emitir tanto en 4K como en Full HD simultáneamente. Detrás habrá más de 150 profesionales pendientes de que todo transcurra con normalidad.

Cobertura mundial

El hecho de convertir un partido de fútbol en un hito global ha contribuido a la difusión del mismo, ya que se han multiplicado las posibilidades de poder verlo desde cualquier punto del planeta. Ante este fenómeno mundial, nadie queda al margen.

La Final de la UEFA Champions League se verá en directo desde zonas insospechadas, como por ejemplo en aviones y barcos de travesía, en los campamentos militares que hay repartidos por el mundo, en la Antártida, conventos de clausura, el desierto de Atacama e incluso bajo el mar, a bordo de un submarino. Incluso no sería la primera vez que se ve un acontecimiento deportivo desde la Estación Espacial Internacional; o lo que es lo mismo, fútbol desde el espacio. Esta es la prueba irrefutable del poder de atracción que tiene una partido de esta índole, lo que hace que nadie se lo quiera perder.

Un evento único que supone un broche de oro al finalizar la temporada de cualquier club de fútbol europeo. El camino para estar el próximo 1 de junio en el Estadio Metropolitano no ha sido, en absoluto, nada fácil tanto para el Liverpool F.C. como para el Tottenham, que ambos habrán acumulado un total de 38 partidos en la liga inglesa, otros 5 y 7 respectivamente en la FA Cup y los 12 relativos a la fase de clasificación de la UEFA Champions League, lo que suma un total de 55 y 57 encuentros.

Un partido que para el mundo
El fútbol: cuestión de valores

Con el objetivo de contribuir de manera responsable y sostenible al progreso económico y social de las personas, así como de las empresas, Banco Santander ha encontrado en el fútbol un aliado perfecto para transmitir su compromiso con la sociedad.

A través de su iniciativa ‘Football Can’, Banco Santander ha sabido ligar el deporte rey con el progreso social, siendo capaz de ayudar a la gente a progresar de una manera única a través del fútbol. Son muchos los beneficios asociados a él, pero desde la entidad bancaria han puesto el foco en la transmisión de aquellos valores asociados que fomentan el crecimiento de las personas. Tanto el fútbol como Banco Santander contribuyen firmemente al desarrollo de los ciudadanos.

Para algunos, puede ser un simple deporte, para otros un hobby, una manera de entender la vida o tan solo un espectáculo televisivo. Seas de la opinión que seas, es innegable la capacidad de movilización que tiene, utilizando su gigantesco poder de transformación para unir, delante de una televisión, a gente del mundo entero bajo una misma pasión.

Banco Santander contribuyendo al progreso

El principal motivo por el que la entidad bancaria ha elegido patrocinar eventos deportivos como la UEFA Champions League es contribuir al progreso económico y social de las personas y de las empresas de forma responsable y sostenible. Teniendo en cuenta el vínculo emocional que tienen los deportes con las personas, es preciso destacara, por un lado, los valores enormemente positivos y enriquecedores que transmite el fútbol, y, por el otro, la pasión por el deporte estrella que este deporte genera en gran parte de las personas.

Así, la UEFA Champions League es la competición futbolística continental por excelencia, la más importante y ambiciosa, de ahí que se encuentre respaldado por las 10 mejores marcas deportivas del mundo. Esto genera una audiencia superior a los 4.000 millones de personas en todo el mundo, en el que la final se ha convertido en el evento deportivo anual más visto en el mundo con un total de 160 millones de espectadores.

El fútbol puede inspirarnos a mejorar nuestra vida, por eso Banco Santander, patrocinador de la UEFA Champions League, apuesta por este deporte, sus valores y su potencial como motor de progreso para las personas y la sociedad.