25-05-2018
A Matías no sólo le ha afectado  su contacto con  el amianto en su actividad física diaria, «también le ha cambiado la voz», explica su esposa Aura. De ahí que haya dejado de cantar flamenco. «No se me daba mal», reconoce. Foto: Connie G. Santos

(Mal)vivir por el amianto

La alcaldesa agradeció ayer, tras ser hallado el cuerpo del segundo desaparecido en el derrumbe de Chamberí, la enorme e importante labor de los bomberos en los trabajos de desescombro del edificio, clave en la prevención de mayores pérdidas
La carrera finalmente se celebrará el domingo 10 de junio