«Torpedo» Raúl

El gol de Raúl, su número 70 en Europa, el que le permite entrar en la historia al superar al «Torpedo» Müller como máximo goleador de las competiciones continentales, estalló con mucha violencia en la mandíbula del Valencia, que se había ilusionado con un mejor final para el primer asalto con el Schalke.

Raúl le da vida al Schalke
Raúl le da vida al Schalke

Los de Emery habían sido más protagonistas que su rival en un partido jugado a toda velocidad, con poca pausa, menos elaboración y toda la intensidad posible. Ese fue el paisaje que se vio en Mestalla durante una hora, justo hasta que Raúl correspondió a la fama que le precede. No necesitó una larga y brillante jugada para sumar una diana más. Sólo un pase cruzado desde la izquierda de Jurado, que el madrileño controló hacia su pierna buena. El resto fue lo de casi siempre, lo mismo que cuando vestía de blanco, un remate cruzado a sangre fría imposible para Guaita. Como si fuera fácil.

Al Valencia ya le pesaban las piernas por el esfuerzo y con el martillazo de Raúl quedó atronado, se le salió la cadena y no pudo recuperar el ritmo. Había perdido la ventaja que le daba el gol de Soldado, que aprovechó el primer contragolpe claro de su equipo para partir por la mitad a la floja defensa germana con la colaboración de Mathieu.

El plan de Emery acumulaba hasta tres jugadores en el medio por delante de Topal y por detrás de los dos delanteros. Con las bandas libres para la aventura de los laterales. Así dominó el Valencia durante mucho tiempo, tuvo ocasiones y llegó al descanso por delante con la sensación de que podía doblar el botín más tarde. El Schalke mostró exactamente lo que es: un grupo poco imaginativo que se defiende mal y no tiene ningún artista que genere fútbol. Raúl fue ayer el futbolista vestido de azul con más sentido para asociarse, un dato que habla claro del nivel alemán. Aunque de todas formas, se las apañaron para amenazar seriamente a Guaita de vez en cuando, el síntoma más preocupante para los de Emery incluso en sus mejores minutos.

No supo cerrar el choque el Valencia y Raúl aprovechó para abrir la eliminatoria y convertirse en un goleador eterno el día en el que igualaba los 139 partidos en «Champions» de Maldini.