Para CEOE es un «paso adelante» y Fomento del Trabajo la ve «limitada»

El presidente de la Confederación Empresarial de Madrid (CEIM) y vicepresidente de CEOE, Arturo Fernández, ha asegurado que la reforma laboral que ha aprobado este viernes el Consejo de Ministros es "bastante profunda"y resultará "útil"para crear empleo.

"Es la primera reforma profunda en democracia", ha señalado Fernández en declaraciones al canal 24 horas de TVE recogidas por Europa Press, donde ha dicho que es el cambio que los empresarios llevan tiempo reclamando. "La valoramos positivamente sin ningún triunfalismo", ha dicho.

En concreto, ha celebrado el nuevo contrato indefinido para las empresas de menos de 50 trabajadores que contempla una deducción de 3.000 euros a los autónomos que contraten a su primer trabajador menor de 30 años en situación de desempleo.

Fernández ha señalado que este contrato permitirá al trabajador cobrar el 25% de la prestación por desempleo, mientras que el empleador podrá deducirse en el plazo de un año el 50% del montante que al trabajador contratado le quede por percibir.

"Es importantísimo", ha dicho el vicepresidente de la patronal, quien también ve "bastante acertado"generalizar el contrato con una indemnización de 33 días y clarificar las características para que las empresas puedan acogerse a despidos objetivos por causas económicas y pagar indemnizaciones de 20 días por año trabajado.

Según Fernández, los empresarios no quieren pensar en la salida de trabajadores, sino en facilitar la entrada en las empresas y el mercado de trabajado. "(La reforma) facilitará que haya cada vez menos salidas de trabajadores", ha subrayado.

Fomento del Trabajo
La organización patronal catalana Fomento del Trabajo ha cualificado la propuesta de reforma laboral como "limitada y desigual", mientras que la patronal de la pequeña y mediana empresa catalana Pimec considera que introduce "cambios importantes y que va en la buena dirección".

Fomento del Trabajo asegura que la propuesta del Gobierno español "no da respuesta a la situación muy difícil"que vive la economía española, por lo que la reforma presentada "podría no resolver"cuestiones clave como la incentivación de la contratación o la dualidad del mercado de trabajo.

Por lo que se refiere a la rebaja de las indemnizaciones por despido improcedente, que pasarán de 45 días por año trabajado a 33, Fomento del Trabajo remarca que "se mantienen aún muy por encima de la media europea".

Sin embargo, la patronal considera como positivo la eliminación de la autorización administrativa para los Expedientes de Regulación de Empleo (ERE) en los casos de reducción, suspensión y extinción, así como la limitación a dos años de la vigencia de los convenios colectivos que ya han expirado.

Por su lado, la organización Pimec ha explicado en un comunicado que la propuesta del Gobierno español "va en la buena dirección"y que introduce "cambios importantes"en el marco laboral español.

Pimec celebra que se hayan atendido aspectos como la flexibilidad interna, un trato diferenciado para las empresas de menos de 50 trabajadores, la reducción de la indemnización por despido improcedente o la eliminación de la autorización administrativa para los ERE.

Tanto Fomento del Trabajo como Pimec han destacado que la reforma se tramite como proyecto de ley, lo que implicará que otras formaciones políticas puedan introducir enmiendas "para mejorar"algunas de las cuestiones planteadas hoy.