Los españoles tiramos más de la Visa

El gasto de los consumidores españoles con tarjetas Visa aumentó un 6 por ciento en el primer trimestre de este año con respecto al de 2009, de acuerdo a un estudio de la propia entidad.

Según se desprende de ese estudio, que fue presentado hoy, la crisis "no ha causado cambios significativos en la actitud de los consumidores con respecto al dinero y sus hábitos de gasto".El gasto de las tarjetas Visa creció entre marzo de 2009 y marzo de 2010 en Europa, el 9%, hasta los 916.800 millones de euros.En el mismo periodo, el número de tarjetas Visa emitidas en Europa se incrementó el 6,8% hasta superar los 399 millones, en tanto que el gasto en los comercios también se elevó el 8,9% hasta los 916.800 millones.Además, el número de transacciones en comercios de Europa aumentó el 12,5%, lo que pone de manifiesto que los consumidores usan sus tarjetas cada vez más en sus pagos diarios.En cuanto al impacto que ha tenido la crisis en los consumidores, añade que "una parte importante"de ellos -menos en España e Italia- manifiestan que la recesión no les ha afectado de forma directa en su situación financiera.No obstante, durante la crisis, el precio se ha convertido en un "factor determinante", ya que en España el 57% de ellos dice que compra en tiendas de descuento o productos de marca blanca, mientras que el 79% trata de comprar aprovechando promociones y ofertas.En cuanto a las entidades financieras, explica que muchos consumidores consideran que la crisis les ha animado a cambiar de banco, una afirmación que dio por válida el 19% de los españoles.Otra de las conclusiones del estudio es que más consumidores prefieren ahora pagar con efectivo para controlar sus gastos.Así, el informe aboga por que las entidades lancen nuevos productos y que sean conscientes de que ahora la gente se decanta más por las tarjetas de débito en lugar de las de crédito.Al respecto, el vicepresidente ejecutivo y responsable de Marketing y Productos Visa Europe, Mariano Dima, indicó que este cambio en el aumento del gasto de tarjetas no es algo puntual, y sí una tendencia y añadió que aunque aumentan las transacciones, el precio de cada una de ellas es más bajo.Indicó que las transacciones de menos de 15 euros suponen al año 35.000 millones de euros.En cuanto a los nuevos productos, Dima hizo referencia a las tarjetas "pre-pago"y de "contacto"y añadió al respecto que en España se están haciendo pruebas piloto para su implantación, aunque su puesta en marcha no será afectiva hasta un plazo largo de tiempo.Dima también destacó el papel de los consumidores en el desarrollo de la economía y matizó que tras la crisis, éstos se han convertido en "más astutos y profesionales en el hecho de consumir".En cuanto al aumento del IVA que entrará en vigor el próximo 1 de julio en España, el profesor Ahmad Rahema, que ha colaborado en el estudio, estimó que sí afectará en el consumo, que podría reducirse en medio punto.