«Rajoy aplicará el modelo sanitario valenciano cuando llegue al poder»

«No se busca rédito electoral con la inauguración de La Fe. Hay que dejar el debate político»

 
 

- El próximo lunes y tras seis años de trabajos, se abre el primer servicio -Consultas Externas- del nuevo hospital La Fe en el barrio de Malilla ¿nervioso?
-Estoy con la tensión necesaria y lo estaré hasta que funcione de forma completa.

-¿Cuál es su principal temor?

-No hay temor, hay responsabilidad y la principal es que los profesionales estén satisfechos y que el paciente perciba que se trata de una garantía de salud.

-¿Qué críticas le han dolido más, las de que ha existido sobrecoste o que llega con retraso?
-No ha habido polémica porque ni ha habido sobrecoste y porque, en un plazo de seis años, la entrega de obra fue cuatro meses después. Cumple con lo que desearía cualquier gestor de obra pública.

-¿Sigue pensando que al hospital le falta inversión estatal?

-No es el momento de reproches. Queremos que sea un proyecto de todos y que, por una vez, separemos el debate político de lo realmente importante.

-¿Sin rencor entonces?

-Quien me conoce, sabe que no soy rencoroso. Lo que sí soy es insistente, lo que me lleva a seguir reclamando lo que es de sentido común, y es más financiación.

-¿Qué espera de la nueva ministra de Sanidad (Leyre Pajín)?

-Que ofrezca la misma colaboración que su antecesora Trinidad Jiménez.

-¿Ya han fijado la fecha para la inauguración?

-No.

-¿Será próxima al 22 de mayo (día en el que se celebran las Elecciones Autonómicas)?

-¡No, no, no, no! En otras Comunidades ha habido ejemplos de inauguraciones prematuras, pero la Generalitat siempre ha sido muy seria en esto. No se buscará rédito electoral ni se buscará proximidad a ninguna fecha. Inauguraremos cuando esté en un rendimiento importante.

-¿El nuevo hospital nace con fecha de caducidad?

-En absoluto. Se trata de una arquitectura y una ingeniería de procesos que puede afrontar el siglo XXI. La medicina está avanzando muchísimo y no sabemos qué ocurrirá dentro de 30 ó 40 años, pero es un hospital para muchísimos años.

-En momentos de crisis y de búsqueda de optimización de recursos, ¿son sostenibles 17 sistemas sanitarios distintos?

-Las competencias en sanidad están perfectamente asignadas a las Comunidades autónomas. Sirven para lo que tienen que servir. Un ejemplo fue la Gripe A, un caso en el que cada autonomía tenía su laboratorio de control, lo que permitió atajar con mayor eficacia la pandemia. Pero en los grandes temas, debemos coordinarnos.

-¿Y cuando no existe acuerdo?

-Para eso está el Consejo Interterritorial. No podemos hacer una política farmacéutica donde cada Comunidad marque una prescripción distinta. Una autonomía tampoco puede ofrecer servicios que no incluyan el resto. Eso descompensa. Y por supuesto, la financiación, que no puede ser diferente de unas regiones a otras. Debe existir equidad en financiación, en demoras, en recursos humanos, en política farmacéutica, en cartera de servicios...en los grandes temas. Pero la gestión del día a día es cuestión de las Comunidades.

-Ha hablado de coordinación en el asunto de la Gripe A ¿no cree que hubo ciertos fallos y que se perdió dinero con la compra de un exceso de vacunas?

-No. Hubo fallecimientos y una gravedad inusitada. Lo importante es que actuamos según las pautas que nos marcaron la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Unión Europea. Los ciudadanos nos pedían que actuáramos y así lo hicimos. Creo que se dieron mensajes excesivamente alarmantes sobre sus repercusiones en la población, pero este país se organizó como el resto. A muchos otros les han sobrado vacunas, pero nos hubieran pedido responsabilidades graves si hubieran escaseado.

-¿Sirvió de escarmiento? ¿Serán más cautos la próxima vez?
-Eso no lo sé yo. Solo soy un humilde conseller de Sanidad de una región muy potente, pero muy humilde. Eso dependerá de la OMS y los expertos.

-El líder del PP, Mariano Rajoy, propone privatizar ciertos aspectos de la sanidad...

-(Interrumpe) No, no es así.

-¿Se ha entendido mal?

-Se ha entendido fatal.

-Pues explíquemelo.

-La sanidad siempre será para el Partido Popular, pública, universal y gratuita. Tenemos que usar todos los recursos públicos y privados para gestionar esa sanidad y eso es lo que ha dicho Mariano Rajoy. Y se ha basado en los modelos de gestión valencianos, en el «Modelo Alzira», donde socios privados nos ayudan. Si llega el PP al Gobierno, el modelo valenciano se extenderá, porque somos referencia de paz social, de la valoración de los profesionales, de eficiencia...

-Trasplante de cara, de extremidades.. .La Fe copa titulares, ¿es positivo para su imagen o crea sensación de sanidad-espectáculo?

-Hemos tratado de dar rigor a las noticias de las cosas que se hacen en la sanidad valenciana. No hacemos ningún tipo de escena.

-Se cumple un año de la comercialización de la píldora del día después ¿en qué quedo tanta polémica?

-Cuando le hablaba de coordinación entre Comunidades, me refería a eso. Un Gobierno no puede plantear una medida como esa y esperar que sean las autonomías las que se hagan cargo de la factura y la responsabilidad de su aplicación.

-¿Qué opina de que por primera vez el Papa acepte, en ciertos casos, el uso del preservativo?

-No me he leído el libro del Papa, pero lo que viene a decir es lo que decimos nosotros. Una cosa es la moral, que es muy importante, y otra, la evidencia científica. Creo que todos coincidimos en que la prevención de enfermedades tan graves como el Sida se hace de la forma en que se hace.