El consejero delegado de BP comparece ante el Congreso de EEUU

El consejero delegado de BP, Tony Hayward, comparece hoy en una audiencia en el Congreso de EE.UU. sobre el derrame del Golfo de México en la que se espera sea sometido a un duro interrogatorio por parte de los legisladores.

En su discurso, anticipado unas horas antes por la empresa, Hayward dirá que el derrame en el Golfo de México causado por el hundimiento de una de sus plataformas es "inaceptable"y prometerá todos los recursos de su empresa para ayudar a resolver el problema.

 

El derrame de petróleo comenzó después de hundirse la plataforma Deepwater Horizon a unos 80 kilómetros de la costa de Luisiana el 20 de abril.

La plataforma se hundió después de un incendio que se cobró la vida de 11 trabajadores de la empresa.

"Nadie de nosotros sabe todavía por qué ocurrió. Pero cualquiera que haya sido la causa, nosotros en BP haremos lo que podamos para asegurar que un incidente como este no vuelva a ocurrir", dirá Hayward, según el texto.

Tras enumerar las medidas presentes y futuras para tratar de poner fin al derrame, Hayward afirmará que "BP es una empresa poderosa que no escatimará esfuerzos"con ese fin.

"Vamos a hacer todo lo que está a nuestro alcance para resolver plenamente las consecuencias económicas y ambientales de este derrame y asegurar que las lecciones de este incidente sirvan para hacer que la exploración y producción de energía sean más seguras y confiables para todos".

Otros altos ejecutivos de la multinacional petrolera, como el responsable de BP America, Lamar McKay, han desfilado ya por el Congreso, pero la de hoy será la primera comparecencia de Hayward.

El directivo atrajo una avalancha de críticas tras afirmar que quería recuperar su vida, en una queja implícita a la cargada agenda de trabajo y actos públicos tras el derrame.

Entre sus frases gloriosas está también la de que la fuga de crudo que ha provocado el peor desastre ecológico en la historia del país era, simplemente, una "gota en el océano".

La audiencia hoy de Hayward llega tras la que tuvo lugar el martes con altos directivos de la industria, que afrontaron duras críticas por carecer, dijeron los reguladores, de un plan de respuesta efectiva ante un derrame similar al de BP.