MENÚ
lunes 26 agosto 2019
01:01
Actualizado

Sufrió una rotura de cadera

El percance inoportuno del Rey por Cecilia García

  • El percance inoportuno del Rey por Cecilia García

Tiempo de lectura 2 min.

15 de abril de 2012. 02:26h

Comentada
15/4/2012

Cualquier percance, o si lo prefieren un perjuicio imprevisto, siempre es inoportuno. Más aún si se es Jefe de Estado y las circunstancias en las que se produce no parece que sean las más favorables. Nadie ignora que cualquier accidente en la vida se produce dentro de un contexto. El Rey fue sometido a una operación a causa de una rotura de cadera mientras practicaba la caza en Botsuana. Esos son los hechos, las interpretaciones múltiples y no siempre atinadas cuando no son oportunistas. Quizá cabe preguntarse si a su edad es conveniente aceptar las reglas de una actividad que tiene mucho de contemplación, pero también de acción. No lo sé, pero da que pensar. Don Juan Carlos tiene un desgaste físico adicional porque ha sido y quiere seguir siendo deportista. Es un ejercicio de libertad que sólo descansa en su voluntad. El accidente tiene otro efecto colateral: la sensación de que el Rey, y la Casa del Rey, deben esmerarse en cuidar la imagen del Monarca, más aún en estos tiempos de crisis en los que tantos oportunistas esperan agazapados un falso movimiento, el mismo que alteró la estabilidad del Rey, para, ya saben, «a río revuelto...». Pues eso.

Últimas noticias