El arma secreta de Londres contra la contaminación es… pegamento

Hay quienes se devanan los sesos pensando en lo perjudicial de la contaminación para el medio ambiente y cómo combatirla. Pues bien, en un intento desesperado por frenar el efecto nocivo que ésta causa, el alcalde de Londres ha pensado que el pegamento puede ser la mejor manera de hacerlo.

El arma secreta de Londres contra la contaminación es… pegamento
El arma secreta de Londres contra la contaminación es… pegamento

Probablemente muchos piensen que se trata de una idea descabellada, aunque el tiempo acabará por darles o quitarles la razón. El caso es que Boris Johnson pretende dejar pegada la contaminación al suelo, aplicando en él un adhesivo.Desde 2003, el actual ha sido el año el que se han registrado los mayores niveles de contaminación. A día de hoy, la capital inglesa no cumple la normativa medioambiental establecida por la Comunidad europea.A riesgo de quedarse pegadoSi usted sale a disfrutar de la noche londinense, tenga cuidado por qué calle pasa, pues corre el riesgo de quedarse pegado al suelo. Cuando la ciudad duerme, unos camiones son los encargados de rociar el pegamento, hecho con calcio, en algunos de los puntos más contaminados. Con esto, se busca que las partículas de hollín, denominadas PM10, queden pegadas a la solución adhesiva.Estos camiones recorren alrededor de 30 kilómetros en las horas con menos bullicio de la noche, desde las doce hasta las seis de la mañana. De este modo quedan recogidas las partículas expulsadas por los coches, tubos de escape, fábricas…La curiosa estrategia ha levantado la polémica en la ciudad. Según informa la BBC, hay quienes creen que es una medida temporal con la que únicamente se conseguiría eludir las multas impuestas por la Unión Europea, en caso de no reducir los niveles de polución.De hecho, algunos apuntan hacia un excesivo interés por colocar el pegamento en los puntos exactos donde la comunidad europea tiene asentados los medidores de contaminación para el control de la calidad del aire.Un 14% menos de contaminación¿Un truco para enmascarar los datos reales? ¿Una mera operación de marketing? El jefe de operaciones de la compañía Transport for London, Garrett Emmerson, afirmó al portal inglés que de este modo se ha conseguido reducir hasta en un 14% en aquellos puntos donde seha rociado el pegamento.Por el momento, se trata de una medida a corto plazo, pues el gobierno inglés pretende acabar con la contaminación con la sustitución de los vehículos más nocivos para el medio ambiente por unos de menor contaminación.