Sudor para seguir a cinco

El Barcelona sufrió para derrotar (2-1) al Athletic y mantener la ventaja con el Madrid. Guardiola pidió el aliento del Camp Nou cuando vio peligrar el resultado

david villa celebra con rabia el gol que marcó ayer al Athletic Club en el Camp Nou. Fue el primero del encuentro
david villa celebra con rabia el gol que marcó ayer al Athletic Club en el Camp Nou. Fue el primero del encuentro

Los dos tropiezos previos, en Gijón y Londres, la cercanía del enemigo, a sólo dos puntos tras su triunfo del sábado, y la solidez del Athletic, especializado esta temporada en complicar la vida a los azulgrana, subieron las pulsaciones del Barcelona, agobiado por momentos ayer. Los de Guardiola mantienen los cinco puntos de margen al frente de la clasificación, después de una noche movida en el Camp Nou. Villa sólo tardó cuatro minutos en acertar, después de una asociación ya clásica entre Xavi y Alves, pero el Athletic respondió de penalti y planteó una segunda mitad sin red, en busca de una sorpresa grande de verdad. El Barcelona igualó la apuesta y la ganó con un gol de Messi que cocinaron, otra vez, Xavi y Alves.

El Barcelona consiguió salir ileso de un momento que no era decisivo, pero sí al menos complicado, porque a los azulgrana no les hubiera resultado cómodo perder otros dos puntos con el Madrid, tras el paso en falso ante el Arsenal en Liga de Campeones. El duelo entre los dos «grandes» tiende a ser pendular en las sensaciones. Los azulgrana siempre están por delante, pero el estado de ánimo va de un lado a otro. Los blancos se sintieron arruinados tras perder con Osasuna y alejarse siete puntos del líder. Ahora sólo están dos pasos más cerca, pero este pequeño avance ha cambiado su «feeling» con la Liga, que vuelven a ver posible.