MENÚ
lunes 18 febrero 2019
02:25
Actualizado

Campanario se niega a bailar ante Belén Esteban por Jesús Mariñas

  • Belén Esteban y su ex cuñado Víctor Janeiro participaron en el programa «¡MQB!»
    Belén Esteban y su ex cuñado Víctor Janeiro participaron en el programa «¡MQB!»

Tiempo de lectura 2 min.

04 de diciembre de 2011. 21:35h

Comentada
5/12/2011

Ver para creer: Javier Castillo «Poty», coreógrafo de «¡Mira quien baila!», que pronto se repondrá en Telecinco, se ha convertido en una «celebritie» en Estados Unidos. Lo aupó el concurso de baile en su versión miamera, que acaba de terminar el segundo año triunfal con una audiencia media de quince millones de espectadores. En el aeropuerto de Miami constaté que Poty se encuentra en olor de multitudes. Allí coincidí con el coreógrafo santanderino, que volvía a España tras cuatro meses afincado en la capital de Florida,  donde también triunfan otros dos programas de origen español: un «Protagonistas» sin asomo posible al de Luis del Olmo y la versión descafeinada de «Tómbola», producida por Alfredo Fraile. Sólo en el nombre recuerda al que marcó un hito en el mundo del corazón televisivo, desde que Jesús Carrascosa, entonces al mando de Canal Nou, tuvo la genialidad de bautizarlo así. Fue el primer éxito en ocho años y allí pasó de todo: descubrimientos, una manera de tratar al famoseo, lanzamiento de populares como Nuria Bermúdez o Yola Berrocal –mea culpa, ¡ay, qué grandísima culpa!–, o el Antonio David Flores que batió récords de audiencia contando intimidades de su matrimonio con Rocío Carrasco.  Todos pasaron por ahí cobrando, cuando Kiko Matamoros era, más que amigo, representante de Carmen Ordóñez. La versión de Miami explota lo que mucho tuvo de pauta orientadora del «Sálvame» arrollador que sigue sus huellas, innovaciones y estilo desgarrado, aunque allí no llegábamos a tanto y manteníamos ciertas formas entre nosotros. El «¡qué te calles Karmele!» se convirtió en un latiguillo para ridiculizar. La versión americana  está presentada por una locutora no muy allá ante cuatro tertulianos, con guión en mano, nada que ver con lo que nosotros montábamos sin escaleta, con el pinganillo para advertir de lo que se nos venía encima. Fue un prodigio de equilibrio improvisado que siempre evoco.

Entre tanto, Poty ya prepara la reedición española del programa de baile. «Parece que lo reanudaremos en febrero con Belén Esteban en el jurado. Y me dicen que también participará Isabel Pantoja, aunque no se sabe si como jurado o concursante», me comentan. De la participación de María José Campanario dicen que «está por ver», pero sus íntimos me aseguran que no intervendrá si tiene que someterse al ojo crítico de Belén: «Le apetece mucho y está animada por su hija, que ya tiene 9 años. Dejó los estudios en Barcelona porque la cría no comía desde que ella se había marchado». Mientras, Poty las ve venir feliz por su impacto en el amplio mercado latino de Estados Unidos. Incluso compite propagandísticamente con George Clooney y firmó un contrato de dos años con Nescafé clásico para rodar anuncios en México que se ven en los canales hispanoamericanos.

Últimas noticias