La antorcha olímpica llega mañana al Reino Unido donde recorrerá 13000 km

La llama olímpica llega mañana al Reino Unido para iniciar un recorrido de casi 13.000 kilómetros en 70 días antes de que se encienda el 27 de julio el pebetero del Estadio Olímpico de Londres en la ceremonia de inauguración de los Juegos de 2012.

Después de aterrizar este viernes a las 18.00 GMT en la base aérea de Culdrose, en Cornualles (suroeste de Inglaterra), la llama comenzará su recorrido un día después en Land's End, el punto más occidental de Gran Bretaña, a manos del regatista británico Ben Ainslie, primer portador de la antorcha en el Reino Unido.

Desde su salida en Cornualles hasta su llegada el 27 de julio al Estadio Olímpico de Londres, la llama visitará todos los condados de Inglaterra y los principales municipios de Irlanda del Norte, Escocia y Gales de manos de las 8.000 portadores, que recorrerán unos 300 metros cada uno.

La antorcha, que también pasará por todos los barrios de Londres, estará en algún momento del recorrido a unos 16 kilómetros del 95 por ciento de la población del Reino Unido, según el Comité Organizador de Londres 2012 (LOCOG).

La antorcha, diseñada por los londinenses Edward Barber y Jay Osgerby y que ganó el premio al mejor Diseño del Año, recorrerá algunos de los lugares más emblemáticos del país como por ejemplo el Lago Ness en Escocia, el castillo medieval de Caerphilly en Gales o las ruinas de Stonehenge en Inglaterra.

El presidente del LOCOG, el exatleta Sebastian Coe, aseguró que la antorcha "pasará por cada rincón del Reino Unido"e invitó a "todo el mundo"a darle la bienvenida y a "participar en una ocasión histórica como esta".

"El 50 por ciento de los portadores de la llama tendrán edades comprendidas entre los 12 y los 24 años. Nos vamos a centrar en los jóvenes, es su antorcha", añadió el medallista olímpico.

Alrededor de 115 personas se relevarán diariamente para transportar la llama a pie, en motocicleta, a caballo, en tranvía, en bicicleta, en tren, en barco o incluso en globo aerostático por 1.018 lugares repartidos por todos los rincones del Reino Unido.

Los relevistas, sin embargo, no estarán solos ya que el "Equipo de Seguridad de la Antorcha", una patrulla de 70 oficiales de la Policía Metropolitana, los acompañarán en todo momento. Estos policías se asegurarán de que no hay complicaciones durante el relevo o el transporte de la antorcha.

Mantener la llama encendida durante los cerca de 13.000 kilómetros que se recorrerán requiere también una operación similar a la que habría que poner en práctica durante una prueba militar. En algunos de los vehículos en los que se transportará la antorcha como coches, trenes o aviones habrá cuatro llamas de repuesto en el caso de que la que está en uso se apague.

Cientos de personas estarán involucradas para asegurar que la antorcha llegue sin complicaciones el próximo día 27 al pebetero del Estadio Olímpico de Londres, lugar donde estará encendida hasta el 12 de agosto, fecha en la que concluirá la trigésima Olimpiada de la era moderna.