La bolsa española baja el 211 % y pierde el nivel de 8200 puntos

La bolsa española bajó hoy el 2,11 por ciento y perdió el nivel de 8.200 puntos, perjudicada por el retroceso de las plazas internacionales al continuar la recogida de beneficios tras el reciente rebote y al mantenerse el miedo a un empeoramiento de la economía mundial.

El IBEX 35 bajó 175,80 puntos, el 2,11 por ciento, hasta 8.141,90 puntos. En la segunda peor semana del año, el mercado nacional bajó el 5,84 por ciento, en tanto que las pérdidas acumuladas este año aumentan hasta el 17,42 por ciento. En Europa, con el euro a 1,439 dólares, Milán bajó el 2,49 por ciento; Fráncfort, el 2,19 por ciento; el índice Euro Stoxx 50, el 2,15 por ciento; París, el 1,92 por ciento, y Londres, el 1,01 por ciento.

La caída del 3,7 por ciento de Wall Street el jueves precipitaba el descenso de la bolsa española esta mañana. Una hora después de la apertura, con una caída cercana al 4 por ciento, rozaba el nivel de 8.000 puntos.

Los mercados asiáticos habían concluido con pérdidas, el 2,5 por ciento Tokio y el 3,1 por ciento Hong Kong, e ignoraban el apoyo mutuo mostrado durante el encuentro entre China y los Estados Unidos.

Los resultados de Hewlett Packard, que crecieron el 10 por ciento, quedaban oscurecidos por su interés en comprar la empresa de programas informáticos británica Autonomy, porque no descarta segregar su división de computadores personales y porque prevé un descenso de sus ingresos.

Pequeña recuperación
Tras este descenso, la bolsa se fue recuperando y se aproximó al nivel de 8.200 puntos, aunque posteriormente, por la situación negativa de los futuros estadounidenses y el recorte de las previsiones para la mayor economía del mundo por JP Morgan y Citigroup, volvían a crecer las pérdidas.

Un nuevo rebote acontecía cuando se conocían las medidas adoptadas por el Gobierno español para reducir el déficit en 5.000 millones: ajuste del impuesto de sociedades y eliminación de deducciones por fondo de comercio; recorte del gasto farmacéutico y rebaja del IVA del 8% al 4% para la adquisición de vivienda nueva.

La caída inicial de Wall Street se mitigaba y a falta de hora y media para el final de la sesión reducía sus pérdidas y la bolsa española seguía su ejemplo, con lo que recuperaba el nivel de 8.200 puntos.

Aunque el mercado neoyorquino conseguía ganancias fugazmente, la bolsa española, presionada por los grandes bancos y otros valores destacados, era incapaz de remontar y concluía la semana con la segunda mayor caída del año, solo superada por el 9,96 por ciento que cayó en la primera de agosto.

En cuanto a la evolución del petróleo, el Brent subía a 109 dólares al final de la sesión, y la onza de oro registraba un nuevo récord en 1.848 dólares.

Todos los grandes valores cayeron: Banco Santander, el 3,07 por ciento; BBVA, el 2,15 por ciento; Repsol, el 1,95 por ciento; Telefónica, el 1,8 por ciento, e Iberdrola, el 1,22 por ciento.

En cuanto al resultado semanal de estas entidades, todas concluyeron con pérdidas: Repsol, el 8,02 por ciento; BBVA, el 7,14 por ciento; Iberdrola, el 6,93 por ciento; Banco Santander, el 4,86 por ciento, y Telefónica, el 4,78 por ciento.

IAG comandó las pérdidas del IBEX en esta jornada con un retroceso del 6,92 por ciento, en tanto que Mapfre cedió el 3,8 por ciento; Inditex, el 3,72 por ciento; Caixabank, el 3,68 por ciento; ArcelorMittal, el 3,58 por ciento, y OHL, el 3,24 por ciento.

Suben cuatro compañías
En esta sesión subieron cuatro compañías del IBEX, encabezadas por Bankinter, con un alza del 3,09 por ciento, en tanto que Mediaset avanzó el 2,08 por ciento; Acciona, el 0,91 por ciento, y Ferrovial, el 0,34 por ciento. Respecto al resultado semanal de las empresas del IBEX 35, compuesto provisionalmente por treinta y cuatro compañías, bajaron treinta y dos y subieron dos.

La mayor caída correspondió a ArcelorMittal, el 13,31 por ciento, seguida de Gas Natural, con un retroceso del 12,77 por ciento, en tanto que OHL y AIG compartieron el tercer puesto con una bajada del 12,31 por ciento cada una. Subieron Banco Sabadell, el 3,83 por ciento, y Grifols, el 0,69 por ciento.

En el mercado continuo destacó la bajada del 12,07 por ciento de Aperam, en tanto que Grupo Tavex comandó las ganancias con una subida del 6,78 por ciento.

Antes del cierre del mercado de deuda, la rentabilidad de las obligaciones a diez años española bajaba dos centésimas y se situaba en el 4,94 por ciento, mientras que la prima de riesgo bajaba a 286 puntos básicos. El efectivo negociado se situó en 3.014 millones de euros, de los que cerca de 400 fueron intermediados por inversores institucionales.