MENÚ
martes 15 octubre 2019
13:54
Actualizado

El Arena duplicó el aforo la noche de Halloween

A mitad del recuento de las entradas recogidas en la fiesta casi se supera el aforo permitido, de 10.600 personas. En cuatro de las ocho urnas se han contado 9.257 tiques. A éstos habrá que sumar la otra mitad y 1.000  VIP.

  • El recuento de entradas se está realizado una por una, ya que los tiques comprados por internet pueden ser mixtos, es decir, incluir en un mismo documento el pase para varias personas.
    El recuento de entradas se está realizado una por una, ya que los tiques comprados por internet pueden ser mixtos, es decir, incluir en un mismo documento el pase para varias personas.
Madrid.

Tiempo de lectura 5 min.

23 de noviembre de 2012. 14:13h

Comentada
Madrid. 23/11/2012

Avanza la investigación sobre la tragedia del Madrid Arena y con ella comienzan  a despejarse las dudas sobre  los motivos que provocaron la avalancha y el tapón en el que perdieron la vida cuatro jóvenes en la fiesta de Halloween. Una vez que la Fiscalía prácticamente ha descartado que fueran los integrantes del «botellón» –que se celebraba en el aparcamiento del pabellón– provocaran el embotellamiento en uno de los pasillos, las entradas se han convertido en la clave para determinar si se sobrepasó el aforo permitido y si éste fue el origen de la muerte de Katia, Rocío, Cristina y Belén. En esta búsqueda de responsabilidades penales, además de las administrativas, se inició ayer a cabo el recuento de las entradas recogidas aquella noche. Los primeros resultados son reveladores: a mitad del recuento de entradas ya casi se superaba el aforo permitido en el Madrid Arena y se dejaba en evidencia la declaración del organizador de la fiesta y gerente de Diveritt, Miguel Ángel Flores.

 El recuento comenzó ayer a las diez de la mañana y terminó en torno a las tres de la tarde. Se llevó a cabo en la Jefatura Superior de Policía y estuvieron presentes el juez instructor, Eduardo López Palop, la Fiscalía y las partes personadas. De las ocho urnas incautadas, se inspeccionaron cuatro y los tíques contabilizados ya son 9.257, prácticamente las mismas que Flores aseguró que se habían vendido en total. Según Felipe Moreno, abogado de la familia de Rocío, el recuento es un trabajo «laboriosísimo porque hay que ir contando una a una y las hay que recojen más de un pase».

Es por ello que la Policía está realizando una clasificación minuciosa sobre los tipos de entradas, ya que se han encontrado pulseras, entradas individuales, VIP, mixtas –eran válidas hasta para siete personas–, duplicadas y falsificadas. En total, la Policía maneja entradas de 14 tipos diferentes.

Para el abogado de la familia de Rocío este recuento «no es demasiado relevante» porque asegura que podría haber más entradas además de las de las urnas. Sin embargo, sí que confió en que permita conocer «el estado de las entradas, si han sido manipuladas, si se han roto como es habitual o si se han echado a esas papeleras supuestamente enteras,   lo cual habría podido posibilitar la reventa, como se ha puesto de   manifiesto en diversas ocasiones».

Gerardo Viada, abogado de la familia de Katia, sostuvo que «en cada urna había entre 2.300 y 2.600 entradas, por lo que suponemos que se contabilizarán más de 18.000, lo que evidenciaría que el aforo máximo permitido (10.600 personas) se habría superado en más de 7.400. A esta cifra habría que sumar la de las personas que se colaron que podría elevar el aforo real de la noche en más de 20.000 personas.

En este mismo sentido se pronunció Abdón Núñez, abogado de la familia de Belén Langdon, la menor fallecida. «Si promediamos, se han vendido más de 18.500 entradas, que sumadas a las 3.000 personas que había en el botellón, serían más de 20.000 individuos en el interior del recinto», aseveró. Por su parte, Virginia López, abogada de Manos Limpias, sindicato personado en el caso, coincidió con sus colegas al manifestar que «el recuento es muy importante porque demuestra que se han incumplido los contratos y, por lo tanto, algunas medidas de seguridad».

Además, el recuento de ayer también evidencia las contradicciones de los imputados en sede policial y judicial. Ejemplo de esto sería la del gerente de Diviertt que, desde que se produjo la tragedia, ha dado varias cifras de asistentes; todas por debajo de la del recuento inicial de ayer.

Así, en el pliego de información que Flores entregó al Ayuntamiento para la celebración de la fiesta una semana antes de la misma dio un aforo estimado  de 7.000 personas. En su declaración a la Policía el día 1 de noviembre aseguró sin embargo que se habían vendido 9.500 tiques. Flores explicó que 7.000 de éstos  fueron comercializados por dos establecimientos, a los que habría que sumar 800  distribuidas por relaciones públicas, las 500 de venta en taquilla y cerca de otro millar para invitaciones.

No obstante, posteriormente se conoció que tras la trágica muerte de las cuatro jóvenes, minutos antes de que el vicealcalde, Miguel Ángel Villanueva, compareciera ante los medios, Flores mandó un SMS a un responsable de Madridec (Madrid Espacios y Congresos, empresa que gestiona el pabellón) en el que aseguró que  «habían metido 9.650 personas» en el recinto. Una cifra que es, exactamente la que la empresa «Dato» –encargada de controlar la entrada– aseguró a la Policía que se superó a las cinco de la madrugada.

Ante el juez, Flores, sin embargo, dio una cuarta cifra: reconoció haber dado orden de emitir 17.000 entradas, de las que, según la versión del mismo gerente de Diviertt se llegaron a imprimir 13.500; 3.500 más del aforo máximo permitido y menos de las que se contabilizaron ayer.


El martes arranca la comisión de investigación
Será el martes cuando finalmente eche a andar la comisión de investigación abierta por el Ayuntamiento  para aclarar el «caso Madrid Arena» con la comparecencia del exconsejero delegado de Madrid   Espacios y Congresos, José Rivero, y el exdirector gerente   de la sociedad, Jorge Rodrigo, ambos cesados Madridec. El viernes será el turno del  excoordinador general de Economía, Javier Conde; el inspector jefe de la Policía Municipal, Emilio Monteagudo; el director general de Seguridad del Ayuntamiento, Pablo Escudero, y el médico Carlos Viñals. El Pleno municipal del miércoles obligará a suspender la comisión que retomará sus sesiones el jueves con las comparecencias del director general de Control de la Edificación, Norberto Rodríguez; la coordinadora general de Seguridad, Fátima Núñez; el director general de Emergencias, Alfonso del Alamo, y la coordinadora general de la Oficina de Planificación Urbana y Beatriz Lobón. El viernes lo hará el dimitido Pedro Calvo, el vicealcalde, Miguel Angel Villanueva, y los delegados de Seguridad y Urbanismo, Antonio   de Guindos y Paz González, respectivamente.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs