El bote más alto de la historia de «Pasapalabra»: 852000 euros

Récord de bote y de audiencia. El técnico informático Carlos Villalba consiguió este miércoles el mayor bote de la historia de 'Pasapalabra', 852.000 euros, y de paso convirtió a la nueva entrega del programa de Telecinco en la edición más vista del formato.

El bote más alto de la historia de «Pasapalabra»: 852.000 euros
El bote más alto de la historia de «Pasapalabra»: 852.000 euros

Carlos Villalba resolvió correctamente las 25 definiciones de 'El Rosco' en su vigésimo segundo programa consecutivo. Ya en su debut logró 24 aciertos de las 25 propuestas que le trasladó Christian Gálvez.

"Mi paso por 'Pasapalabra' ha sido afortunado porque no me esperaba tanto éxito. El primer día fue increíble, porque me quedé a una sola palabra de ganar el bote y eso me dio mucha confianza y ánimo y me subió la moral. A partir de ese momento jugué para llevarme el bote y programé la estrategia de tratar de no fallar nada. En cada 'rosco', había 10 ó 15 palabras más o menos fáciles y otro grupo más complicado. Mi objetivo consistía en asegurar el éxito en cada respuesta", aseguró a Telecinco.es.

Villalba sucede al también madrileño Antonio García -que se hizo en septiembre de 2009 con el bote de 450.000 euros- como el ganador del premio más alto del concurso. "Quizá haya sido un tanto conservador en el sentido de intentar no fallar nada, pero he contestado siempre a las definiciones que creía que conocía. Los fallos en 'Pasapalabra' te penalizan. Por otro lado, también es necesario tener muy en cuenta la actuación de tu contrincante, así que otro de mis objetivos era acabar siempre primero 'El Rosco'. De este modo, tu contrincante se queda solo y apenas le das tiempo para pensar las respuestas. Esas han sido mis dos tácticas", señaló.

En su opinión, las claves que le han ayudado a llevarse el bote más alto en 142 programas han sido "la doble estrategia -asegurar las respuestas que sabía y acabar antes que mi contrincante-; poseer un cierto nivel de cultura general, que he podido acumular en los 50 años que tengo; y la suerte, porque sin ella no es posible conseguirlo".

"Además, he de añadir mi especial capacidad para templar los nervios, en lo que puede haber tenido algo que ver mis orígenes canarios -mi familia es de las islas Canarias-, quizá por aquello que dicen de que nos movemos con una hora menos (bromea). En general soy bastante tranquilo y eso me ha servido".

Padre de dos hijas, Carlos Villalba se describe como "un tipo quizá excesivamente pausado". "En el último programa, en el momento en el que me llevo el bote, me quedo parado, sin saber qué hacer. Si no es porque viene Christian a darme un abrazo, podía haberme quedado un minuto ahí parado. Era consciente de que me jugaba mucho dinero, pero lo de pegar saltos y volverme loco no se me pasó por la cabeza", explica.

La presentadora Arantxa del Sol y el diestro Miguel Abellán han compartido mesa con Carlos Villalba en las pruebas previas a 'El Rosco', colaborando en la consecución de segundos vitales para la resolución posterior del reto definitivo: "Mis compañeros Arantxa del Sol y Miguel Abellán me echaron una mano consiguiendo una buena cantidad de segundos que fueron vitales para conseguir el bote. Recuerdo que me sobraron solo 2 segundos".

El concursante, que anteriormente ha regentado un restaurante, ha reconocido que "'El rosco' no fue demasiado difícil. Llegué al final con 19 segundos a falta de tres respuestas. Christian me preguntó por la situación y le contesté: "una la sé, otra creo que la sé y la tercera igual la sé". La última, en la que me la jugué, fue 'urente', algo muy ardiente, abrasador, que escuece. Lo cierto es que tenía dudas, pero me la jugué y gané".

Sobre el destino de los 852.000 euros, el participante ha indicado que "tengo en mente hacer un viaje con mis hijas. Quiero ir a Canarias con ellas", según informa Telecinco.