François Ozon ya tiene «casa» en San Sebastián

«En la casa», del director francés, obtiene la Concha de Oro. «Blancanieves» gana el Premio Especial, y Trueba, el de Mejor Director

EN CLAVE DE COMEDIA Ozon recoge el galardón durante la ceremonia de clausura

La noche donostiarra empezó ayer igual que un baile de uniformes: gala para las bodas y la alfombra roja de la ceremonia de clausura, por un lado, y camisetas de la Real Sociedad para el derbi futbolístico, por el otro. Sin embargo, por una vez, no hubo guerra entre el público, la Prensa y el jurado, como era tradicional, pues la opinión sobre la cinta ganadora era absolutamente unánime entre los asistentes. El corte de mangas verbal de Isaki Lacuesta hacia los críticos cuando recogió la anterior Concha de Oro dio lugar esta vez a un coreado y aplaudido primer premio para «Dans la maison» («En la casa»), del director francés François Ozon, habitual de la muestra. Una cinta que está basada en la obra de Juan Mayorga titulada «El chico de la última fila». Un broche de oro a un festival de alto nivel competitivo y derroche de estrellas en la alfombra roja para esta 60ª edición. «El festival de San Sebastián siempre me ha apoyado, incluso en las películas más difíciles. Quiero dedicar este galardón a mis compañeros españoles que están en una situación más complicada», aseguró Ozon en el discurso que pronunció al recoger el galardón.

Un momento que aprovechó para criticar la reducción del presupuesto de Cultura destinado a la producción cinematográfica. El realizador terminó con estas palabras: «Esta película habla de la necesidad del cine. El mundo necesita cine y también cine español».

A pesar de la tensión en el escenario, Susana de la Sierra, directora general del ICAA (Instituto de la Cinematografía y las Artes Audiovisuales), ha vuelto a garantizar el apoyo del Gobierno a la industria, aunque deberán ajustar los presupuestos como el resto de ministerios y se debe forjar para el futuro un nuevo modelo que dependa menos de las ayudas a la amortización.

También para Bayona
El jurado también repartió las estatuillas entre las tres películas españolas a concurso en un año en el que hubo otras tres nacionales en la sección oficial (entre ellas, la esperanza de la taquilla nacional para este año, «Lo imposible», de Juan Antonio Bayona, que cuenta en el reparto con actores como son Naomi Watts y Ewan McGregor). Quedó en tablas la particular pugna que mantienen dos largometrajes en blanco y negro, «Blancanieves» y «El artista y la modelo», que se han estrenado el mismo día, compitieron por representar a España en los Oscar y también han pugnado por llevarse la Concha de Oro. Berger luchará en Hollywood por colarse en la terna final de la gran noche del cine mundial y ayer obtuvo un Premio Especial del Jurado por su versión muda e ibérica en blanco y negro del cuento de los hermanos Grimm con una Maribel Verdú como madrastra en estado de gracia. Compartió la noche con los 539 nombres de los títulos de crédito y, especialmente, «con mi madrastra, Maribel Verdú».

Arte y ocio
Fernando Trueba, sin embargo, tampoco se fue de vacío de esta 60ª edición del certamen, ya que se impuso como mejor director por «El artista y la modelo», que se acordó de sus dos protagonistas, Jean Rochefort y Aida Folch. Lanzó además un mensaje contra las declaraciones del ministro de Economía, quien consideró el séptimo arte como «ocio». «Parece mentira que tenga que venir alguien desde Nueva York como Dustin Hoffman para recordarnos que el cine es cultura», declaró durante su intervención.

Como viene siendo tradicional, los intérpretes de casa también consiguieron recompensa: este año el veterano José Sacristán, por una de sus experiencias más en los límites de la industria, como esta extraña «road movie» por argentina de Javier Rebollo que es «El muerto y ser feliz». Ricardo Darín, que le entregó el premio, mostró su admiración y Sacristán, a través de un vídeo, dio las gracias desde Cáceres, donde está de gira con una nueva versión de «Don Quijote» celebrando su 65ª cumpleaños: «Larga vida al Festival de San Sebastián». Es su segundo trofeo en la muestra después de «Un hombre llamado flor de Otoño». Macarena García, la Blancanieves adulta de Pablo Berger, subió al estrado antes que él. Otro español que lució sonrisa fue Juan Mayorga para recoger el premio al Mejor Guión, pues el filme está inspirado en su obra.

«Viva el teatro y viva la vida», aseguró el dramaturgo durante la ceremonia que se celebró ayer para clausurar este festival. Los protagonistas de la industria se preguntaban en los pasillos que, teniendo en cuenta el gran respaldo que el cine español ha tenido en esta edición por parte de un jurado internacional, por qué otras muestras como Cannes o Venecia, más apagadas que la donostiarra, no se decantaron por seleccionar ninguno de los títulos que España presentó. El jurado no quiso que se echara de menos entre los distinguidos a «El atentado», la adaptación del «best-seller» del excelente novelista Yasmina Kadra realizada por Ziad Dqueri, una visión compleja y profunda sobre el conflicto palestino-israelí. José Luis Rebordinos, en su segunda edición al frente de la cita, ha superado todas las expectativas y ha dejado satisfechos a los acreditados después de la decepción que supuso la pasada Mostra de Venecia.

Todos los premiados

La sesenta edición del Festival de San Sebastián ha tenido sabor a cine español, con reconocimiento a «Blancanieves», candidata al Oscar, y a algunos de sus actores y directores veteranos. El Palmarés final es:
Concha de Oro: «Dans la maison», de François Ozon.
Premio Especial del Jurado: «Blancanieves», de Pablo Berger.
Mejor Director: Fernando Trueba por «El artista y la modelo».
Mejor Actor: José Sacristán por «El muerto y ser feliz».
Mejor Actriz, ex aequo, para Macarena García por «Blancanieves», y Katie Coseni por «Foxfire».
Mejor Guión: Juan Mayorga por «Dans la maison».
Mejor Fotografía: «Rhino Season», de Bhaman Ghobadi.
Mención Especial del Jurado: «El atentado», de Ziad Bqueiri.