MENÚ
domingo 22 septiembre 2019
00:43
Actualizado

El hombre de 31 años que se cree un bebé

Este curioso bebé en realidad tiene 31 años y busca una madre a tiempo completo que quiera cuidar de él. Stanley Thornton ha decidido continuar comportándose como cuando tenía dos años, con pañal, potitos y cuna incluidos.
 

  • El hombre de 31 años que se cree un bebé
Madrid .

Tiempo de lectura 2 min.

29 de marzo de 2012. 20:35h

Comentada
Madrid . 29/3/2012

Este extraño modo vida ha protagonizado uno de los capítulos de ‘My Crazy Obsesion'. Existen innumerables historias curiosas, manías, fobias y obsesiones, y precisamente este programa televisivo se centra en estas últimas.

¿Qué niño pequeño o adolescente no ha soñado con ser mayor, hacer cosas de mayores, y conseguir la ansiada independencia de un adulto? Stanley Thornton debe ser la excepción que confirma la regla, pues al contrario que el resto, siendo un adulto, prefiere comportarse como un niño.

Como sacado de la película ‘Cariño, he agrandado a lo niño', en la que un padre científico investiga un rayo que agranda las moléculas, y que por accidente cae sobre su hijo, Stanley Thornton lleva 18 años comportándose como un bebé, solo que por iniciativa propia. Con 31 años, sigue relacionando usar un pañal con un abrazo constante de su mamá, y afrontando todo con la misma dulzura que un niño pequeño pero con una estatura de 1,67 metros de altura y 133 kilos de peso.

La distribución de la casa está pensada y equipada al completo al antojo de un niño pequeño. Este estadounidense no tiene nada que envidiar a un bebé al que le acompañe la edad con su condición, y tiene toda la casa inundada de juguetes. La ropa, al igual que la cuna o la silla en la que sienta, es demasiado grande para un bebé normal, por lo que la encarga a medida.

Trauma al sentirse desprotegido

Por lo visto, Stanley Thornton arrastra un trauma desde que era niño, al sentirse desprotegido por los adultos de su alrededor, que le ha llevado a estancarse en la edad de dos años, su preferida. Este niño de grandes dimensiones aseguró que su obsesión por recibir el mismo trato que un bebé se debe a que de pequeño no tuvo una sensación de protección familiar.

Generalmente, este tipo de desórdenes de conducta son diagnosticados como infantilismo parafílico, encuadrado dentro de los comportamientos obsesivo-compulsivos que afectan de forma general a hombres, y que están asociados a conductas impulsivas sexuales, según los últimos estudios del Instituto de Salud de Estados Unidos.

Sin embargo, según explicó la cadena de televisión ABC News,  en el caso de Thornton no se aprecian indicios de que haya este tipo de componentes, algo que también niega ante las cámaras el propio afectado. "No hay nada sexual en esto. Simplemente es lo que me da confort y seguridad", aseguró el hombre cuando fue entrevistado.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs