Las reuniones secretas de Rajoy

Reemplazará este añoa Zapatero en la cumbre de las empresas americanas en España. 

Las reuniones secretas de Rajoy
Las reuniones secretas de Rajoy

MADRID- Mariano Rajoy se está multiplicando y lo más relevante no es la actividad que se ve, sino la privada. Dicen en política que en la oposición no se puede estar encerrado en el despacho, que así no se ganan elecciones. Y parece que el líder de la oposición se ha aplicado severamente el refrán justo en el momento en el que en su partido se instala la sensación de que la victoria en las próximas elecciones generales es casi inevitable, salvo por error propio. Según ha podido contrastar LA RAZÓN en fuentes solventes de la dirección popular, Rajoy ha puesto en marcha una agenda discreta de contactos, sin cámaras ni micrófonos, con todos los representantes del tejido productivo. Por Génova está pasando desde lo que puede considerarse la élite empresarial, a autónomos, profesionales liberales, expertos en derecho laboral..., e incluso sectores que, tradicionalmente, se vinculan más con la izquierda. Esa agenda se está concretando, por ejemplo, en una ronda de desayunos privados, de periodicidad semanal, a los que él acude libreta en mano y dispuesto tanto a vender su alternativa como a tomar nota de nuevas propuestas con las que engordarla. Y, sobre todo, ávido de recibir información de primera mano sobre la situación de la «economía real». Esta estrategia con la que el PP también pretende romper la barrera de la lejanía con la calle, y rascar apoyos de todos los graneros, ha tenido como primera prioridad el acercamiento al mundo de la innovación y de la universidad y la educación. Según uno de sus colaboradores más estrechos, Rajoy está convencido de que hoy la prioridad para la economía española es sentar las bases de su crecimiento, y que eso se sostiene en esas dos patas arriba citadas. La otra prioridad sería recuperar la inversión en España.Por eso a Génova ya han ido, entre otros, representantes de las empresas que más invierten en I+D+i, nombres reconocidos y con «poder» dentro del mundo educativo o una delegación de las empresas extranjeras que más invierten en nuestro país.La dirección popular prepara en la sombra la participación de Rajoy en lo que se conoce como la cumbre de la American Business Council, institución que reúne a las empresas de EE UU con presencia en España. El PP busca dar un golpe de efecto con este acto y evidenciar que los votantes y los poderes fácticos empiezan a verle como alternativa seria y creíble frente al PSOE. El año pasado los invitados a esta selecta reunión fueron el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y su equipo económico. Esta vez, irán Rajoy y sus colaboradores en materia económica, una foto, sin duda, cargada de simbolismo. Para que esta estrategia sea eficaz las fotos tienen mucha importancia, pero la clave del éxito es la discreción. «Hay que contar lo justo y no anticiparse vendiendo las cosas antes de tiempo. El Gobierno siempre tiene mucho margen para boicotearte o coger el teléfono y parar los pies al poder económico y financiero. Nos guste o no sigue teniendo el BOE. Por eso es mejor ir de humildes que anunciar ante de tiempo una foto con los grandes banqueros y empresarios», comenta un dirigente que participa en los «maitines», en lo que suena a queja velada por las informaciones y la expectación creada sobre la intervención de Rajoy en un acto del Foro Nueva Economía.