MENÚ
martes 13 noviembre 2018
14:02
Actualizado
  • 1

Aída Gómez y Fernández Sastrón no esconden su amor por Jesús Mariñas

Ya están aquí las nuevas parejas para aderezar los eventos venideros. Sin duda, un interesante pórtico estival y nueva carnaza para perseguir.

  • Aída Gómez y Fernández Sastrón no esconden su amor por Jesús Mariñas

Tiempo de lectura 2 min.

11 de junio de 2012. 22:44h

Comentada
12/6/2012

Parece que José Miguel Fernández Sastrón ha consolidado su relación con la bailarina Aída Gómez. La otra noche estuvieron juntos hasta las tantas de la madrugada en una especie de cava de jazz donde el músico y ex yerno de la Infanta Pilar tocó el bongo. Se enardeció con un ritmo que nadie le suponía en un local que emula al Chicago de los años 30 en la madrileña calle Joaquín Costa, en el que te abren la puerta pidiéndote una contraseña. Es algo muy emocionante y enerva a muchos noctámbulos cinco estrellas como Sastrón y Aída.  Juntos aspiraron a dirigir la Sociedad General de Autores, que al final cayó en manos de Antón Reixa, a quien los «Amigos de la boina», presididos por Alfredo Amestoy, le incluyeron en su club.

Pero el músico y la bailarina no son los únicos que se dejan ver en compañía más allá de la relación profesional que les une. Eva Zaldívar, la ex de Pepe Navarro, sale con un fotógrafo llamado Alberto Bernárdez, un hombre de los que físicamente enorgullecen la profesión. Le conozco bien y me alegro de que funcionen al aire de Carmen Lomana y Ángel Casaña. Carlos Serantes es otro enamorado tras sus dos divorcios. En este caso lo ha hecho de Cristina, la relaciones públicas del Mercado  de San Antón,  que mañana festejará su aniversario con una gran convocatoria. Son tal para cual, que es lo que uno busca al emparejarse. Larga vida al amor recién iniciado, ojalá duren. Esto es lo que les deseaban en la apertura de la terraza estival del céntrico Hotel Wellington, que tiene algo de antigua corrala al estar rodeada de escuadriñadores edificios de vecinos. Me asombró cómo se ha acentuado el afrancesamiento de Christine Reiff, la que hace tiempo fue la pareja del marqués de Griñón. Una anticuaria cada día de personalidad más «chic», a la que bien observó Germán Álvarez, elegante per se. Él fue quien organizó el reciente y exitoso homenaje a Arturo Fernández, decano de nuestros galanes escénicos siempre con su famoso «chatín» en la boca. No faltó ninguno de sus incondicionales amigos, como el empresario Fernando Fernández Tapias y Víctor Manuel.También acudió  Soraya  Saénz de Santamaría y, como ya comenté, con las maletas encima tras su viaje neoyorquino. La vicepresidenta arrolla con su jovial vitalidad, como lo hizo tiempo atrás María Teresa Fernández de la Vega con su impronta de elegancia subrayada por sus compras en la tienda «Betty Boop» de la calle Orense, justo en frente de donde se recupera la mítica María Dolores Pradera. La artista pronto volverá con sus jazmines en el pelo y rosas en la cara. Irá del puente a la alameda como los «fans» de Arturo Fernández, impulsados por la abnegada Carmen Quesada.

Últimas noticias