El balserito Elián González es hoy «un cubano más»

La prensa cubana recordó hoy el regreso a la isla del balserito Elián González, hace diez años, tras protagonizar un "drama humano"que tuvo "un desenlace feliz"y la víspera del aniversario afirmó que el joven "es hoy un cubano más".

El periódico oficial Juventud Rebelde indica que "el dolor de la tragedia quedó atrás con el cariño de los suyos y del pueblo", y que Elián González "vive feliz como cualquier otro adolescente a sus 16 años, junto a sus hermanos y a su verdadera familia", al rememorar la agria disputa legal entre EEUU y Cuba por su custodia."Con su regreso culminaba la victoria de la justicia universal y de todos los cubanos, de la solidaridad internacional y de lo mejor del pueblo norteamericano", señala el artículo que ocupa toda una página del rotativo.Subraya que una década después de "haber sido el juguete de los enemigos de la revolución, lo vemos (a Elián) vistiendo su uniforme verde olivo como estudiante de la escuela militar Camilo Cienfuegos, donde se prepara como futuro oficial de las Fuerzas Armadas Revolucionarias".Asimismo recuerda que González estuvo entre los participantes en el Congreso de la Unión de Jóvenes Comunistas de la isla, celebrado en abril pasado.En noviembre de 1999, Elián González sobrevivió al naufragio de una embarcación de emigrantes ilegales en el que murió su madre, Elizabeth Brotons, y otras diez personas cuando intentaban alcanzar las costas de la Florida (EEUU).El niño de seis años fue rescatado del mar por dos pescadores estadounidenses y entregado en Miami a unos parientes paternos lejanos en custodia temporal, que luego se negaron a devolverlo a su padre, lo que desató una complicada disputa legal, política y un drama familiar.El líder y ex presidente cubano Fidel Castro fue un activo promotor de la campaña en favor del regreso del niño náufrago y encabezó muchas de las protestas y tribunas abiertas convocadas entonces en la isla para reclamar su retorno.El caso de Elián González dio lugar a la "Batalla de Ideas", como se denominó la estrategia de movilizaciones masivas promovidas por el Gobierno cubano durante los siete meses que el niño balsero permaneció en Estados Unidos.El Gobierno cubano consideró la devolución de Elián una victoria política frente al sector más radical del exilio anticastrista residente en Florida.