MENÚ
viernes 20 septiembre 2019
03:10
Actualizado

Luz Casal: «La suerte dura un ratito lo demás es curro»

No tendrá vacaciones. Cuando acabe la gira, buscará motivos que le aligeren de su propio mundo, se mezclará con los demás para beber de sus experiencias de cara a próximas canciones y luego, se encerrará en un lugar tranquilo, con una rutina de horarios, para analizar todo lo pensado y escrito, de cara a su siguiente disco. En su maleta no faltará su iPad.

  • « Soy demasiado activa y con bastante espíritu de vivir lo que me rodea y el momento presente»
    « Soy demasiado activa y con bastante espíritu de vivir lo que me rodea y el momento presente»

Tiempo de lectura 5 min.

28 de agosto de 2012. 03:16h

Comentada
28/8/2012

Es una mujer que impone. Su presencia, la cadencia de su voz, su torrencial atractivo... Después de un invierno de gira, colaboraciones y proyectos diversos, el 22 y 23 de septiembre tiene una cita muy especial en Boimorto, la aldea que la vio nacer. Será la primera edición de «El festival de la luz», donde ella, junto a primeros espadas de la música, recaudará fondos para la Asociación Española Contra el Cáncer de Galicia. Música, comida, y naturaleza en un entorno idílico: «Como una romería; como festejar al santo, pero ‘‘sin santo''», matiza con ilusión esta mujer dotada de un enorme caudal de dignidad y honestidad insobornable.

–Sin «santo», pero con muchos «patrones»: Rosendo, Manolo García, Dover...
–Y Vega, Novedades Carminha, Eladio y los Seres Queridos, Eme Dj, Luar na lubre, Christina Rosenvinge y más...
–¿El pueblo estará volcado?
–Están encantados... Tenía que hacer algo extraordinario, porque es el lugar donde he nacido y tengo unas raíces muy profundas en esa tierra. Tanto los que nos apoyan como mis colegas han sido espléndidos. Han aceptado inmediatamente y eso produce una sensación de gratitud enorme que traspasará el escenario.
–¿Nunca había actuado en Boimorto?
–No. He estado celebrando muchas cosas, pero no he actuado. Ni siquiera en la comarca.
–Pues tendrá que atarse los machos para irse llorada de casa....
–Espero controlar los caballos. Lo que más emoción me produce es ese «buen rollo» que está por encima de todas las expectativas.
–Es, además, su aportación personal con ese compromiso que ha adquirido con la Asociación Española Contra el Cáncer...
–Y que, en este caso, apoyan también todos los que participan. Yo tengo la necesidad de aportar mi grano de arena con esta causa. No sé si habrá ediciones posteriores, pero me encantaría...
–Y, en medio, no ha parado...
–El disco recopilatorio «Un ramo de rosas», gira, países distintos, cosas inesperadas como poner voz a la banda sonora de la película «Montevideo» del serbio Dragan Bjelogrlic, sobre el primer Mundial de Fútbol en Uruguay...
–Por eso no le pregunto cómo se encuentra.
–¡Es que la única respuesta es que me siento ilusionada! La vida no para de darme sorpresas inesperadas y llenas de alegría. Por delante nos quedan un noviembre y un diciembre lleno de actuaciones, desde Estambul a Bruselas, más de una treintena en Francia...
–¡Mira que la quieren en Francia! A Nadal le abuchean y a usted no paran de loarla...
–¿Le abuchean? Porque yo he estado en algún campeonato y creo que le aprecian, pero como le ven imbatible, se les deben escapar los chillidos. Yo, jamás he tenido la mínima sensación de rechazo. Mi relación con Francia es de un amor extraordinario.
–¿Qué les da a los franceses?
–¡Pues años de mi vida! Muchas horas de trabajo, de entrega, y esa dedicación de que cada vez que me han llamado, he puesto todo de mi parte para cumplir. La suerte dura un ratito, lo demás es curro.
–¿Quizá es la gran «chansonnier» que ahora no tienen?
–Con todas las cantantes que poseen y podrían sustituirme –de todos los estilos posibles– es halagador que me hayan dado un sitio para mí, y cantando en español.
–¿Cómo surgió cantar «Amado Mío»,  al más puro estilo Rita Hayworth?
–Como otras cosas que me han sucedido en la vida: producto de una invitación. En este caso, de Le Quatour Èbene, que son muy buenos músicos. Había que elegir un tema de cine y lo escogí porque estaba en español y guarda relación con mi memoria. Lo que se escucha es una adaptación hecha en directo, sin retoques. Pero no es al estilo «Rita», sino al mío.
–He leído que Janis Joplin le marcó más que el primer beso... Pero en el fondo con quien le hubiera gustado cantar es con Camarón.
–Camarón tenía –tiene, porque su voz es inextinguible– un registro muy adecuado para las mujeres. Con otros colegas, por más que les quieras, puedes tener un registro antagónico, que a uno de los dos le deja incómodo. Pero estoy segura de que jamás lo hubiera intentado porque es una de las voces más grandes que ha habido.
–Y lo de «la Joplin»...
–¡Es que fue el primer disco comprado con mi dinero!  Y eso marca. También era una voz muy distinta, como la de Dylan. En aquella época no estaba acostumbrada a oír cantar así.
–Tiene más temas de esperanza que de tristeza, pero en el inconsciente es la cantante del desamor.
–Porque la pena produce más empatía en quien pasa por una situación parecida. Cuando estás feliz, se produce menos sintonía con la música. Pero me tengo por una persona muy poco dramática y confío en que esa sensación esperanzadora traspase de mi mundo a las canciones.
–Es decir, que de «mujer rota en esencia», como cantaba, nada de nada...
–«Ni herida en el corazón» (continúa el estribillo). No habrá nadie en este mundo que me obligue a hacer caer.... ¿te sigo cantando?
–Al cáncer le suele llamar «viaje»...
–Pero no tengo ningún pudor llamar a las cosas por su nombre. Es un viaje, una experiencia.
–¿De lo mejor que le ha pasado?
–Es de esas cosas que se destacan pero dentro de mis explicaciones, sólo fue una frase más. Como comprenderás, lo mejor que me ha pasado no es eso y manifestarlo en términos absolutos, sería una frivolidad por mi parte. Lo que ocurre es que, como toda experiencia de la vida, intentas sacarle una lección. Y si es duro, que no me marque de forma negativa.
–Cuando no hace nada, ¿qué hace?
–Siempre hago algo. Pinto un poco. Incluso si estoy sentada sin hacer nada, la cabeza funciona... Soy demasiado activa y con bastante espíritu de vivir lo que me rodea y el momento presente.
–Con usted no va la crisis a pesar de las descargas ilegales.
–No es una época fácil, pero miro hacia adelante y como cualquier momento de dificultad, está para superarla. Es como cuando me duele la cabeza: cuanto más me quejo, más me duele... Mi estrategia está en pensar que me va a dejar de doler, y, a veces, ¡hasta lo consigo!
 

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs