MENÚ
lunes 26 agosto 2019
07:39
Actualizado

En la adolescencia el porcentaje de los que no hacen deporte sube a la mitad

Más de un tercio de los escolares lleva una vida sedentaria

La obesidad infantil se ha convertido en un problema cada vez mayor. Las causas son,  fundamentalmente, dos: la falta de una alimentación adecuada y la escasa práctica deportiva. En este punto, los datos siguen siendo alarmantes.

  • El deporte en la escuela
    El deporte en la escuela

Tiempo de lectura 4 min.

25 de octubre de 2011. 23:57h

Comentada
26/10/2011

Madrid- Según el estudio «Hábitos deportivos de la población escolar en España», elaborado por el Consejo Superior de Deportes (CSD), sólo el 43 por ciento de los jóvenes de seis a 18 años realiza cinco o más sesiones deportivas semanales, tal y como recomienda la Organización Mundial de la Salud (OMS).

El estudio, elaborado a partir de las respuestas de 17.632 escolares entre enero y junio, refleja que el sedentarismo (menos de tres horas semanales de ejercicio) afecta al 35 por ciento  de los menores, en concreto, un 24 por ciento de los chicos y un 46 de las chicas.
La práctica deportiva crece de los seis a los doce años, momento a partir del cual se produce un descenso vertiginoso hasta los 18 años. Así, el 64 por ciento de los alumnos de  seis a siete años practica deporte, porcentaje que aumenta hasta el 71 por ciento en la franja de diez a once años. Después, la actividad cae en picado hasta los 16-18 años, periodo en el que sólo la mitad de los adolescentes hace deporte.

 Otra de las claves del estudio es que un 80 por ciento de los que hacen ejercicio siguen el ejemplo de sus padres y que la mayoría de los que no lo hacen argumentan la falta de tiempo y una mayor exigencia académica. Sin embargo, la realidad es que a partir de los 12 años aumenta el sedentarismo por el mayor consumo de televisión y de las nuevas tecnologías, sobre todo las redes sociales y los videojuegos.

Diferencia por sexos

Si se segmenta por sexos, la diferencia es abrumadora a favor de los chicos, con un 20 por ciento más que las chicas (75 frente al 55 por ciento). También existe una notable brecha si se atiende a la nacionalidad de los escolares. El 74 por ciento de los niños españoles hace ejercicio, por el 55 por ciento de los extranjeros. En cuanto a las niñas españolas, la diferencia es sensiblemente mayor, con un 61 por ciento, frente al 34 por ciento de las extranjeras.
El estudio del CSD, que pretende ser una referencia en el futuro, pone una vez más en evidencia el fracaso de la estrategia NAOS (Nutrición, Actividad Física y Prevención de la Obesidad) en España. Puesta en marcha en 2005, no ha logrado mejorar los hábitos saludables de los niños españoles, que no hacen el deporte necesario ni siguen una dieta equilibrada.

Como consecuencia de esta realidad, el 29,3 por ciento de los niños españoles sufre sobrepeso, según reflejó la Fundación Thao en un estudio elaborado en colaboración con la Fundación Española de Nutrición. El trabajo también puso de manifiesto la necesidad de una intervención temprana del problema, ya que el 8,4 por ciento de los menores de tres a cinco años tienen un peso superior al que le corresponde por su edad.
 

 

Los chicos, fútbol; las chicas, bicicleta
Los espacios urbanos representan el principal lugar de realización de prácticas deportivas no organizadas (44 por ciento). En cuanto a los deportes, los chicos juegan al fútbol (24 por ciento), montan en bicicleta (17 por ciento) y practican baloncesto (11 por ciento). En cambio, las chicas prefieren la bicicleta, salir a correr (13 por ciento) y patinar (11 por ciento).
 

Últimas noticias