PSE y la alcaldesa de Andoain se reúnen en la calle por no dejar entrar a los escoltas

El portavoz del PSE/EE en el Ayuntamiento de Andoain, Estanis Amutxastegi, y la alcaldesa de esta localidad guipuzcoana, Ane Carrere (Bildu), han tratado hoy sobre la seguridad en el consistorio en una reunión que se ha celebrado en la calle ante la negativa del edil socialista de acceder al edificio sin escoltas.

Amutxastegi y Carrere se habían citado para hoy con el fin de reconducir la polémica suscitada después de que la primera edil de Bildu prohibiera que los escoltas de los concejales amenazados entren en los edificios municipales.

El encuentro ha tenido lugar a las 8.30 horas y se ha celebrado en la calle, bajo el pórtico del Ayuntamiento, ya que la Policía Municipal ha impedido el acceso al interior del edificio a los escoltas de Amutxastegi, por lo que este se ha negado a entrar, según ha explicado a Efe el propio edil socialista.

Ante la negativa de Amutxastegi, el policía local ha avisado a la alcaldesa, quien ha bajado a la calle y ha mantenido la reunión con su antecesor en los soportales, de pie, durante unos veinte minutos.

Según ha indicado el portavoz socialista, la primera edil ha argumentado que la situación es ahora "normal"y que la Policía Municipal es "suficiente"para garantizar la seguridad de los ediles amenazados, al tiempo que se ha hecho responsable en primera persona de que a los concejales "no les pase nada".

Amutxastegi le ha replicado que la "normalidad que ella dice"no existirá para los ediles socialistas mientras exista ETA, argumento al que la alcaldesa ha respondido asegurando que ella "no tiene nada que ver con eso, porque es de Bildu y Bildu no tiene nada que ver con ese tema".

El portavoz socialista le ha explicado que sus escoltas son quienes se responsabilizan de su seguridad y que siempre que él acude a algún lugar, uno de ellos entra primero para "ver qué es lo que hay", tras lo que le permite acceder cuando comprueba que las condiciones son seguras.

Por este motivo, Amutxastegi ha pedido a la alcaldesa que al menos permita acceder a uno de sus escoltas para que revise las dependencias a las que se dirigen los concejales, tras lo que podría bajar y quedarse fuera del Ayuntamiento, como han hecho "casi siempre"hasta ahora.

Además, como la alcaldesa mandó retirar el arco detector de metales y el escáner, los socialistas entienden que es necesario que un escolta revise previamente sus dependencias en el Ayuntamiento antes de que los concejales accedan a ellas.

Ane Carrere ha escuchado este planteamiento y le ha dicho a Amutxastegi que "le daría una vuelta"a la propuesta y que le llamará.

Amutxastegi se ha declarado "insumiso"a la orden de la alcaldesa, por lo que no entrará en el Ayuntamiento mientras no se permita hacerlo a sus escoltas.

De hecho, hoy mismo tiene que firmar los diplomas del premio de periodismo en euskera Rikardo Arregi, que otorga este Ayuntamiento, y lo hará también en la calle.