MENÚ
sábado 21 septiembre 2019
23:15
Actualizado

El PP acusa al president de «menospreciar» a los catalanes que no son soberanistas

El plante de Mas al acto institucional de la Constitución genera crispación

  • Montilla en el acto institucional de 2009 saludando al presidente del Senado, Javier Rojo
    Montilla en el acto institucional de 2009 saludando al presidente del Senado, Javier Rojo

Tiempo de lectura 4 min.

06 de diciembre de 2011. 01:02h

Comentada
6/12/2011

BARCELONA – En vez de asistir al acto institucional que el Congreso de los Diputados organiza hoy para conmemorar el aniversario de la Constitución, Artur Mas visitará el pesebre viviente de Corbera de Llobregat, que cuenta con más de 200 actores y este año llega a su 50 edición. La decisión de Mas ha disgustado al PP y a Ciutadans, aunque no es la primera vez que un president de la Generalitat se salte el acto de homenaje a la Constitución en Madrid. Jordi Pujol acudió por última vez en 1988, Pasqual Maragall no lo hizo nunca y José Montilla rehuyó ir el año pasado, cuando ejercía el cargo de president en funciones. En cambio, sí asistirá éste en calidad de senador.

 Ni PP ni Ciutadans admiten como buena la excusa que ha puesto el Govern para justificar la ausencia de Mas, que el ejecutivo catalán considera «roto» el pacto constitucional tras el recorte del Estatut por parte del Tribunal Constitucional (TC) y la reforma exprés de la Carta Magna para introducir un techo de déficit público.

Lluvia de reproches

El PP no escatimó en críticas. El portavoz  del grupo parlamentario popular, Enric Millo, reprochó al president que el gesto «no honra en absoluto a la persona» y le acusó de «menospreciar» a los catalanes con su negativa de ir a Madrid. «¿En qué beneficia el president a los catalanes con esta decisión?», se preguntó.

Millo recordó a Mas que representa a todos, no sólo a los independentistas, por lo que «no tendría que tener una actitud partidista». El popular no se equivocó al suponer que a los independentistas «seguro que les gusta mucho el gesto de Mas». Para muestra, las palabras de la portavoz de ERC en el Parlament, Anna Simó, quien felicitó al president porque su gesto es «coherente» con la consideración de CiU de que PP y PSOE rompieron el pacto al acordar la reforma exprés de la Carta Magna. A diferencia de Millo, la portavoz de ERC presumió de sentirse «muy bien representada» por el president Mas. Solidaritat también aplaudió la decisión de Mas.

Quien, al igual que los populares, no se siente representado por Mas es Ciutadans. Su portavoz, Jordi Cañas, reprochó la actitud del president. Le echó en cara que con su gesto rompe «el pacto democrático que lo legitima como president de la Generalitat». Y añadió que la actitud de Mas pone en evidencia que el Govern «incumple» la Constitución, se declara «insumiso» ante las sentencias del Tribunal Constitucional y «está al margen de la ley».

Los que sí irán
José Montilla, que como president acudió al acto institucional del Congreso cada 6 de diciembre –excepto el año pasado que ejercía el cargo en funciones–, volverá hoy a Madrid en calidad de senador. Con su asistencia, Montilla quiere expresar su compromiso con la Constitución que interpreta como «un marco de convivencia que garantiza la estabilidad democrática y del progreso social de España, las naciones y los pueblos que la conforman».

También irán la presidenta del PP catalán, Alicia Sánchez-Camacho y Jorge Fernández. El PP repartirá ejemplares de la Constitución en la plaza Catalunya de Barcelona y de Sant Joan de Lleida. Alberto Fernández instó al alcalde de Barcelona, Xavier Trias, a romper la tradición socialista y celebrar la Constitución.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs