MENÚ
martes 15 octubre 2019
15:37
Actualizado

La otra campaña de verano

Abertzales y proetarras aprovechan las fiestas para presionar a favor de los presos. La Audiencia Nacional investiga el acto del sábado en San Sebastián. Dignidad y Justicia denuncia otro «homenaje» en Vitoria el pasado julio

Vea el vídeo del «homenaje»

  • Dignidad y Justicia denuncia que un acto a favor del acercamiento de los presos de ETA se convirtió el pasado 4 de julio en Vitoria en un homenaje a los reclusos de la banda en el que se corearon consignas proetarras
    Dignidad y Justicia denuncia que un acto a favor del acercamiento de los presos de ETA se convirtió el pasado 4 de julio en Vitoria en un homenaje a los reclusos de la banda en el que se corearon consignas proetarras

Tiempo de lectura 5 min.

09 de agosto de 2012. 01:58h

Comentada
9/8/2012

MADRID- La habitual campaña veraniega de actos de respaldo a los presos de ETA vuelve a estar en el punto de mira de la Justicia. La Audiencia Nacional va a investigar el acto de apoyo a los presos etarras convocado por la plataforma Herrira el próximo sábado en San Sebastián. El juez Eloy Velasco ha abierto diligencias tras la denuncia interpuesta ayer por la asociación Dignidad y Justicia (DyJ) y ha solicitado ya a Policía, Guardia Civil y Ertzaina que «a la mayor urgencia» le informen sobre el carácter de la concentración abertzale, sus convocantes y la posible relación de éstos con ETA «a fin de determinar la actividad delictiva». En la resolución –a la que ha tenido acceso LA RAZÓN–, el magistrado pide también a la Fiscalía un informe sobre los hechos denunciados.

La concentración denunciada por la asociación que preside Daniel Portero está previsto que comience el próximo sábado en Sagues (San Sebastián) a las 17:30 horas y se desarrollará en la playa de La Zurriola, en el barrio de Gros, como acto previo al cañonazo que tradicionalmente abre las fiestas de la Aste Nagusia (Semana Grande) de la capital donostiarra.

El mismo delegado del Gobierno en el País Vasco, Carlos Urquijo, ha reclamado a la Fiscalía del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) del País Vasco que prohíba la manifestación, convocada para reclamar la libertad del etarra Josu Uribetxebarria, uno de los secuestradores de Ortega Lara –ingresado en el hospital Donostia de San Sebastián con un cáncer terminal– y de otros trece reclusos de la banda terrorista que padecen enfermedades graves.

Urquijo criticó ayer que «un miserable» como el etarra ingresado «pida ahora compasión cuando él se dedicaba a jugar al mus sobre un hombre que estaba enterrado vivo debajo de él» (en referencia al largo cautiverio al que sometieron al funcionario de prisiones), informa Efe. Del mismo modo, ha alertado –como ha hecho DyJ en la Audiencia Nacional– de que el acto puede derivar en «un delito de enaltecimiento o de apología del terrorismo». Además, el delegado del Gobierno en el País Vasco recordó que la Audiencia Nacional prohibió en agosto de 2009 un acto similar en San Sebastián convocado por la ilegalizada Askatasuna, «los antecesores de Herria».

Dignidad y Justicia considera que la plataforma convocante «ha tomado el relevo» de Askatasuna, que anunció su disolución para, según la asociación denunciante, «dar paso a nuevas estrategias dentro de la izquierda abertzale». Portero cree que, pese a esa aparente desaparición, «continúa latente bajo el disfraz de diferentes organizaciones con mera apariencia legal», como las que, señala, protagonizaron un polémico acto en las fiestas del barrio viejo de Vitoria el pasado 4 de julio.

Consignas de ETA
Dignidad y Justicia tiene previsto denunciar hoy mismo en la Audiencia Nacional la marcha celebrada en la capital vitoriana donde esas «marcas blancas de Askatasuna», subraya, «volvieron a demostrar sus más que intenciones enaltecedoras del terrorismo etarra realizando un homenaje múltiple a todos los miembros de ETA del casco viejo de la ciudad, mostrando sus fotografías y cantando y gritando lemas a favor de ETA». Entre ellos, añade, consignas del habitual credo etarra como «borroka da bide bakarra» (la lucha es el único camino) o «jo ta ke iribazi arte» (dale y dale hasta la victoria siempre).

Como prueba, DyJ aportará a la Audiencia Nacional un vídeo (obtenido de la web www.zaharrazharro.wordpress.com) que recoge esa marcha del pasado 4 de julio a favor de los presos vitorianos condenados por pertenencia a ETA –entre ellos Aitor García Aliaga, Ekaitz Samaniego, Alberto López de la Calle, «Mobutu», Asier Bengoa y el abogado Txema Matanzas, representados con siluetas a tamaño natual con sus fotografías– en el que se escuchan proclamas a favor de la amnistía a los reclusos de la banda criminal. El acto se cierra con un aurresku de honor frente a la imagen de los presos etarras portadas por sus familiares.

Según Dignidad y Justicia, detrás de esa convocatoria podría estar la misma asociación que abandera el acto del sábado en San Sebastián. «El vídeo en el que se observa el homenaje utiliza una simbología exactamente igual a la de Herrira, incluso la misma caligrafía y mismo diseño», apunta Portero. Por este motivo, DyJ pedirá a la Audiencia que investigue quién estaba detrás de la convocatoria.

 

Garitano, en el homenaje a una víctima
El diputado general de Gipúzcoa, Martin Garitano, de Bildu,  asistió ayer por primera vez a una concentración en memoria de una víctima de ETA al acudir en Zumaia a un homenaje a Joxe Mari Korta, cuya familia quiso dejar claro que el «verdadero protagonista» del acto era el empresario. Garitano se situó, con semblante serio y ante la expectación de los medios, en la primera fila, justo en el otro extremo en el que estaba la familia, y secundó la concentración silenciosa y los aplausos tras el acto.

 

Pancarta con el anagrama de ETA en las fiestas de Vitoria
El acto del pasado 4 de julio en el casco viejo de Vitoria no es el único en el que supuestamente se homenajeó a miembros de la banda terrorista en la capital vitoriana. En la madrugada de ayer, a unas horas de que la ciudad despidiese las fiestas de la Virgen Blanca, una pancarta con el anagrama de ETA recorría las calles vitorianas. Herrira repartió 2.000 banderas en contra de la dispersión de los presos etarras para celebrar el comienzo de las fiestas y «hacer presentes a las personas que echamos en falta» (en referencia a los 39 vitorianos encarcelados en España y Francia por su vinculación a la banda terrorista). Con esa iniciativa la plataforma pretendía que esos presos de ETA estuviesen muy presentes en las fiestas de la Virgen Blanca.

 

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs