MENÚ
martes 25 septiembre 2018
20:36
Actualizado
Consulta
Selecciona tú localidad
Ahora
  • 07:00h ºC
  • 15:00h ºC
  • 21:00h ºC
  • 1

El PP apela al voto útil para «dejar a nuestros hijos una Cataluña próspera»

Sánchez-Camacho y Cospedal instan a desconfiar de los gobernantes que «saquean el Palau»

  • Sánchez-Camacho y Cospedal piden un último esfuerzo a los catalanes de buena fe que se sienten españoles para que voten al PP
    Sánchez-Camacho y Cospedal piden un último esfuerzo a los catalanes de buena fe que se sienten españoles para que voten al PP / Miquel González/Shooting

Tiempo de lectura 2 min.

24 de noviembre de 2012. 00:21h

Comentada
24/11/2012

CERDANYOLA– Ni cifras, ni apelaciones a belgas, portugueses o alemanes que han afirmado que la independencia no es viable porque Cataluña quedaría fuera de Europa. Para despedirse de la campaña, el PP apostó sus últimas fichas a la carta de los sentimientos, a votar  a Alicia Sánchez-Camacho para que «nuestros hijos y nietos puedan vivir en una tierra de oportunidades como la que encontraron nuestros padres y abuelos cuando llegaron años ha  para construir  la Cataluña actual». Porque, como dice Shakespeare, «es más fácil obtener lo que se desea con una sonrisa que con la punta de la espada». Y lo que quiere el PP es frenar el tsunami soberanista que «sitúa a Cataluña al borde del abismo».

Sánchez-Camacho apeló al voto útil del PP, «el único partido que garantiza la convivencia de Cataluña y la unidad de España». «No quiero que cuando mi hijo Manuel vaya al pueblo de su abuelo, Daimiel, sea recibido como un extranjero». «Unos piden el voto prestado para separar, yo pido el voto prestado para unir», aseguró, tras prometer que su prioridad es que «los 840.000 parados que hay en Cataluña encuentren empleo». Y dicho lo dicho, el millar de personas que había en el pabellón Can Xarau de Cerdanyola, entre ellos el ministro de Interior, Jorge Fernández Díaz, se arrancó a corear «Cataluña es España». Manel Parra de la plataforma De España y Catalanes que, tras repartir en campaña corazones ilustrados con la senyera y la rojigualda a anónimos, políticos y empresarios, ayer pidió apoyo para el PP en un auditorio en el que no faltaron cargos del partido como Alberto Fernández.

María Dolores de Cospedal insistió a Artur Mas en que «no vamos a consentir que saque a Cataluña de España». Lejos de aguar la polémica sobre el borrador policial,  Cospedal reclamó el voto de los catalanes que «no quieren gobernantes de los que no se pueden fiar, que tengan cuentas en Suiza y saqueen el Palau». Apeló a los ciudadanos de buena fe que votaron a CiU y se sienten defraudados, a quienes se sienten huérfanos con un PSC que se avergüenza de ser español y a quienes dudan de votar a Ciutadans que no tiene representación en el Congreso ni Europa. 

La candidata finalizó la campaña leyendo un tuit que Mariano Rajoy envió desde Bruselas que acabacaba con un «junts sumem». Todo esfuerzo es poco para frenar a Mas. En el PP es compartida la idea de que es preferible  perder un escaño a que CiU logre la mayoría absoluta.


Sitio: Pabellón de Can Xarau de Cerdanyola del Vallès.
Asistentes: Unas 1.000 personas
Ponentes: Alicia Sánchez-Camacho y Mª Dolores de Cospedal

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs