Un ribeiro limpio

La Razón
La RazónLa Razón

Eduardo Peña es una bodega que lleva tres años elaborando ribeiro en un viñedo propio a la manera de un château. Los suelos donde nace son laderas de pizarra, que determina el entorno y el espacio ideal para un ribeiro de ensamblaje. Porque en él se mezclan la treixadura, el albariño, la godello y la loureiro. Vino de color amarillo, claro, luminoso y limpio, este encantador ejemplar explota en la nariz gracias a su fruta cítrica y flores blancas, además de poseer un final mineral y algo tostado. Y su bebida es untuosa, con volumen, pero está tan bien elaborado que sus aromas son siempre elegantes. Tiene, además, una acidez nada punzante, sin estridencias, y es largo y envolvente. Es un vino para seguir bebiendo, ya que su ligereza y su volumen son tan amables que nos invitan a ello. Un ribeiro que confirma la buena salud de estos estupendos vinos gallegos.