Acuerdo en Guinea Bissau para poner fin a la crisis por golpe militar

El Parlamento, la junta militar y los partidos políticos de Guinea Bissau firmaron hoy un pacto para poner fin a la crisis político-militar que sufre la ex colonia portuguesa, en un acto encabezado por el presidente de la transición, Manuel Serifo Nhamadjo.

Siete partidos, entre ellos el exgobernante Partido Africano para la Independencia de Guinea y Cabo Verde (PAIGC) que rechazan el nombramiento de Nhamadjo, no acudieron al acto.

Según el documento de una veintena de páginas, una nueva comisión electoral encabezada por un magistrado elaborará una nueva ley electoral, paso previo a la convocatoria de una nuevas elecciones presidenciales previstas en un plazo de 12 meses.

El presidente interino anunció en el acto que el próximo gobierno contará con 30 por ciento de mujeres y que observadores internacionales asistirán a la toma de posesión del nuevo gobierno que formará el primer ministro, Rui Duarte Barros.

Pidió a Barros que se dedicará como prioridad de su gobierno el pago de los salarios de los funcionarios de la administración pública que no han cobrado desde el inicio de la crisis.
Nhamadjo instó también al primer ministro a reactivar la campaña de comercialización de la nuez de caoba para calmar las preocupaciones de los agricultores.

El Consejo de Seguridad de la ONU anunció el pasado viernes sanciones contra cinco altos mandos militares, entre ellos el general Antonio Enjai, jefe del estado mayor de las fuerzas armadas.

Los oficiales no han reaccionado todavía a las sanciones del Consejo de Seguridad que les prohíbe viajar a los 192 países miembros de la ONU.

Por su parte, el PAIGC acogió positivamente las sanciones de la ONU en un comunicado de prensa publicado hoy en Bissau en el que respalda el restablecimiento de la legalidad constitucional.