Asesinan a un empresario de Logrosán (Cáceres) mientras dormía

La localidad cacereña de Logrosán se muestra sorprendida y consternada por la muerte de un empresario de esta localidad, al que han hallado muerto en su habitación esta madrugada, tras haber sido presuntamente asesinado con una arma de fuego.

Agentes de la Policía Judicial están trabajando en estos momentos, en el domicilio de la víctima, situado en una de las calles principales del municipio, para recabar pistas con el objeto de esclarecer lo ocurrido.

Mientras tanto, un grupo de amigos y familiares del fallecido aguardaban en las inmediaciones de la casa visiblemente emocionados por la muerte de A.T.P, de 51 años, que deja mujer y dos hijos.
Para una de sus vecinas, lo ocurrido "es tremendo"puesto que según dijo "no hay derecho a matar a una persona en su cama", también Amador expresó su sorpresa por los hechos acaecidos y lamentó que haya tenido lugar "un asesinato"en un "pueblo tan pequeño como este".

Igual de afligida y extrañada se mostraba otra vecina, que vive a pocos metros de la víctima, y quien asegura que pasadas las 03.00 horas de ayer escuchó un ruido que en principio creyó que provenía de "los contenedores"de basura, aunque horas más tarde, comprobó que se trataba de un disparo, puesto que su hijo le dijo "que le habían dado un tiro", al vecino.

Por otra parte, familiares del fallecido, que prefirieron mantenerse en el anonimato, apuntaron a Europa Press que han sido la mujer e hijo de la victima quienes alertaron a la Policía, de que el empresario había recibido "un disparo en la cama", mientras dormía junto a su esposa y que al parecer vieron a dos "personas"salir de la casa "a cara descubierta".

El fallecido era muy conocido en el pueblo puesto que regentaba un restaurante y una tienda de embutidos en esta localidad de unos 2.000 residentes, donde destacan "lo trabajador"que era.
Por su parte, desde la Delegación del Gobierno han precisado que se ha abierto una "investigación"para esclarecer este suceso, mientras agentes de la Judicial y la Guardia Civil continúan trabajando en la zona.

En uno de los establecimientos de este empresario puede verse un cartel que anuncia el cierre durante toda la jornada "por fallecimiento del dueño".