MENÚ
viernes 19 octubre 2018
04:50
Actualizado
  • 1

Los populares se multiplican en los ayuntamientos catalanes

Tiempo de lectura 2 min.

11 de junio de 2011. 23:48h

Comentada
12/6/2011

BARCELONA- Nunca el PP tuvo tanto peso en los ayuntamientos catalanes como ahora. Badalona es, sin duda, la joya de su corona, pero hay otros municipios importantes que, desde ayer, van a estar bajo el gobierno del PP. La localidad más significativa después de Badalona es Castelldefels, donde el joven Manuel Reyes fue escogido ayer alcalde. En la provincia de Tarragona, los populares gobernarán junto a CiU en los ayuntamientos de Reus y Salou. El caso de Reus es importante porque el pacto CiU-PP pone fin a 32 años de gobiernos de izquierdas. En la demarcación de Girona, los populares estarán presentes en los consistorios de Roses y Platja d'Aro, también en coalición con CiU. Y en Lleida, el PP seguirá presente en el Ayuntamiento de Vielha, en esta ocasión no con Unitat d'Aran –una marca del PSC– sino con Convergència Democrática Aranesa, vinculada a CDC.
Según el recuento del PP, sus responsabilidades en municipios catalanes se traducirán en diez alcaldías y en 50 equipos de gobierno. A todo ello hay que añadir su notable papel en la Diputación de Barcelona –una corporación que gestiona 661 millones de euros–, donde los populares ostentarán dos vicepresidencias de gran peso político. Sin duda, el 22-M fue un «antes y después».

Últimas noticias