El informe forense deja claro que el joven no tomó drogas

En el informe forense, los facultativos sostienen que las lesiones traumáticas que tenía en ambos costados, por su tamaño y distribución, «podrían ser consecuencia de puñetazos o puntapiés».

Álvaro Ussía falleció el 15 de noviembre de 2008
Álvaro Ussía falleció el 15 de noviembre de 2008

Las conclusiones a las que llegaron los médicos forenses que practicaron la autopsia a Álvaro Ussía eran rotundas: el joven había recibido puñetazos o puntapiés y la rotura del corazón pudo deberse al «aplastamiento del corazón» por una comprensión «originada por fuerza o peso» que actuase sobre esa zona. Esto sería compatible con una situación en la que el fallecido se encontrase boca arriba en el suelo y esa fuerza o peso actuase de delante hacia atrás, produciendo aplastamiento cardíaco y la rotura del mismo en la cara posterior». Más tarde, la Defensa solicitó el informe toxicológico, pero este descartó que Álvaro Ussía hubiera consumido drogas de diseño la noche de su muerte.