MENÚ
martes 20 noviembre 2018
10:29
Actualizado
  • 1

Desde el escenario

Vuelta al ruedo por Enrique Miguel RODRÍGUEZ

Tiempo de lectura 2 min.

19 de julio de 2012. 01:00h

Comentada
19/7/2012

Así podría titularse las vuelta a las portadas de José Ortega Cano. El motivo, su próxima paternidad. Como no tiene frentes abiertos, una nueva sorprendente situación. Aparece fotografiado con Ana María Aldón, que es la mujer que comparte el futuro bebé con el torero. Les conté que pasé unos días en Sanlúcar de Barrameda, donde reside y trabaja Ana María. Me dijeron que es una muchacha «mu' limpia y mu trabajadora», que diría Carlos Herrera, que había tenido varias historias sentimentales en su vida, que no había tenido ninguna suerte con las mismas, que vive entregada a su frutería. Ojalá que con Ortega tenga la suerte que seguramente merece; me alegraría sobre todo por José, que hace seis años que prácticamente se quedó casi sin vida. Hay una exclusiva poco habitual en Lecturas. Paz Padilla disfrutando en Cerdeña del mar. La noticia es que no lo hace sola, comparte baños, arrumacos, besos y roces con un apuesto joven. A la gaditana, con sus 42 años confesados, le viene bien refrescar los deseos con un juvenil y atlético muchacho. Esto y con calor es medicina segura para el cuerpo, incluso para el alma. Los amores y mucho menos las pasiones tienen que durar para siempre. Sabido es que en verano hay amores para toda la vida que no pasan de un fin de semana. ¡Hola! trae ventanas en su portada; la mayor, dedicada al bautizo de Bianca, que es la hija de Enrique Ponce y Paloma Cuevas. Como todo en la vida de esta pareja: ¡perfecto! La pregunta es si la perfección te da la felicidad. No faltan las amigas más íntimas del matrimonio, todas elegantísimas, Nieves Álvarez, Nuria González, Alejandra Ruiz, hija de Espartaco y Patricia Rato, que aparece también en un reportaje en la misma publicación, donde está paseando su soledad por las playas del Puerto de Santa María. Como siempre les aconsejo que compren las revistas de los miércoles, no hay placer mayor que ojearlas tumbados frente al mar.    
 

Últimas noticias