El FMI exige a España valentía para abaratar los despidos

El Fondo Monetario Internacional quiere más de España. De su informe anual sobre la economía del país, publicado ayer, se desprende que valora las reformas españolas, pero que todavía considera insuficientes los esfuerzos que han hecho Gobierno, empresarios y trabajadores.

La Razón
La RazónLa Razón

Según se puede leer en el documento, «la reparación de la situación económica es incompleta y los riesgos son considerables». Aun así, concede que «la economía ha mostrado ser resistente y los legisladores han respondido». Pero, el FMI quiere más reformas. Espera recortes del gasto y más cambios en el mercado laboral, donde considera necesario que se reduzcan las indemnizaciones. En este sentido, exige a España «valentía» para abaratar los despidos.

Y mantiene que es fundamental la descentralización de la negociación colectiva para que dependa de las empresas, circunstancia que permitiría ajustar los sueldos a la situación de cada compañía. Sobre la reforma del Gobierno vía Real Decreto-Ley, tras el fracaso de la negociación entre patronal y sindicatos, el FMI señala que no queda claro su éxito debido a que la negociación a nivel sectorial sigue primando sobre el de empresa . Aun así, aplaude la bajada de sueldos, aunque considera «inaceptable la elevada tasa de desempleo». A su juicio, las amenazas para el país residen en que a corto plazo se endurezcan los costes de financiación por la crisis del euro. Mientras, a medio, una lenta recuperación podría minar la creación del empleo.

El FMI espera una «modesta mejora liderada por la exportación, con un crecimiento gradual de entre el 1,5 y 2% debido a los desequilibrios, el desempleo, la consolidación fiscal y las rígidas condiciones financieras que afectan a la economía. La subida de las exportaciones se mantendrá fuerte, mientras que la demanda interna mejorará». También pide consejeros independientes para las cajas.

Lo que reclama el Fondo
Una reforma laboral que que abarate el despido, de forma que se sitúe, como mínimo, al nivel de la Unión Europea (UE). Descentralización efectiva de los convenios colectivos, de forma que primen los empresariales frente a los sectoriales y que dé más libertad a los empresarios para contratar. Desvincular salarios e inflación, una «práctica inconsistente» con el funcionamiento de la unión monetaria y particularmente perjudicial en momentos de alto desempleo, señala FMI. Avanzar en la reforma financiera y recapitalizar a las entidades que lo necesiten. Además, reclama un nuevo marco fiscal.